Herpes Labial Infantil, ¿señal de alarma?

Según la OMS, más de dos tercios de la población mundial menor de 50 años padece del virus del Herpes Labial Simple o tipo I (HSV-1), tras haber sido contagiado en su infancia. Aunque poco se conoce de relación entre éste virus y el VIH-sida. Hay que estar alerta pues  se sabe que este virus puede provocar enfermedades graves como la encefalitis.

El herpes labial infantil se caracteriza por la aparición de ampollas o vesículas dolorosas alrededor de la boca, que  dura un periodo entre 10 y 14 días, durante el cual las ampollas se abren y expulsan un líquido traslucido, formando luego una costra.  Esta afección viral no deja ninguna secuela o cicatriz sobre la piel, pero es altamente contagioso.

El virus VHS-1 permanece inactivo en el cuerpo, y se activa por  diversos factores, como el estrés, las quemaduras causadas por exposición al sol, o fiebre producida por una variedad de enfermedades.

Cuidados durante el proceso viral del HVS-1

Debido a su facilidad de contagio, se debe tener especial cuidado en los niños, acatando las siguientes indicaciones:

– Evitar  su propagación hacia el área de los ojos, para ello debe mantenerse la higiene del niño lavando frecuentemente sus manos y evitando el contacto con las ampollas.

– No compartir juguetes ni objetos que hallan rosado la boca, para no propagar la infección.

– No besar a otras personas, ya que el contacto o rose  es suficiente para  el contagio. Puede también contagiar zonas como los ojos y los genitales.

¿Qué tratamiento  aplicar?

Se debe tratar la afección del herpes labial en los niños con antivirales como el Acliclovir crema, para evitar que el virus se multiplique, minimizando los síntomas y su recurrencia. Aunque no  se ha descubierto la cura a esté virus, si pueden distanciarse sus apariciones.

Como complemento, pueden aplicar compresas frías o cubos de hielo para aliviar síntomas como el dolor o el picor en la boca del niño.

 Las ampollas deben dejarse expuestas al aire libre hasta que se sequen.

La OMS también reconoce que las estadísticas en niños han bajado debido a las medidas de higiene, mientras que los jóvenes están más expuestos  en atención a la alta promiscuidad juvenil y la práctica del sexo oral.

Sirva este artículo para llamar la atención de los padres,  !una alarma! para que estén al pendiente de sus niños y jóvenes, cuidándolos y alertándolos sobre las medidas de higiene para evitar el Herpes Labial simple, y sus posibles complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *