Zolpidem, medicamento eficaz contra el insomnio

La falta de sueño, o la dificultad para conciliarlo al momento de dormir es un trastorno que se conoce con el nombre de insomnio. Actualmente, se estima que aproximadamente un 40% de la población mundial padece alteraciones del sueño. Sin embargo, en situaciones extremas cuando el síntoma se vuelve crónico, los pacientes suele recurrir a fármacos para mitigar el problema y;  Zolpidem, es uno de los más recomendados por los especialistas.

¿Qué es Zolpidem y cómo tomar este medicamento?

Zolpidem, es esencialmente un fármaco hipnótico medicado en pacientes adultos que padecen de insomnio. El tratamiento se realiza a corto plazo, sobre todo cuando las alteraciones del sueño están causando debilidad. También, es recetado cuando el trastorno es ocasionado por ansiedad grave.

Es recomendable en cuanto a la administración de este fármaco hipnótico, seguir exactamente las instrucciones indicadas por su médico. Sin embargo, la dosis recomendada de Zolpidem es de 10 mg cada 24 horas. No obstante, es preciso tener en cuenta que, algunos pacientes ameritan una dosis menor de dicho medicamento, dependiendo de las condiciones diagnosticadas por el especialista.

Por otro lado, el comprimido debe tomarse de una sola vez; justo antes de acostarse. Asimismo, debe dejarse un margen de 8 horas mínimo; desde que se ingiere el medicamento, hasta, el momento en que comienza a realizar actividades que ameritan alerta mental.

Componentes  e indicaciones

El compuesto principal de este medicamento hipnótico es la Imidazopiridina (análogo benzodiacepínico); familia de sustancias con propiedades totalmente sedantes. Igualmente, el núcleo de este fármaco contiene lactosa mono-hidrato, celulosa micro-cristalina, carboximetilalmidón sódico de patata (tipo A), talco y estearato de magnesio.

Entre las características más resaltantes de Zolpidem, está la disminución del periodo de latencia del sueño y el incremento de la duración del mismo. La degradación de este medicamento en el organismo es bastante rápida en comparación a otros fármacos hipnóticos.

Precauciones y Efectos adversos

Indudablemente la sedación, la amnesia, las dificultades de concentración y los trastornos musculares ocasionados por el Zolpidem; pueden alterar la capacidad para conducir vehículos o para utilizar máquinas. Por lo que se recomienda, esperar al menos 8 horas para realizar este tipo de actividades.

Por otro lado, efectos adversos de Zolpidem pueden ocasionarle al paciente: vértigos, trastornos del equilibrio, mareos, ataxia, cefaleas, somnolencia diurna, dolor abdominal, confusión, alucinaciones, pesadillas, diarrea, náuseas, vómitos. Además, otras reacciones paradójicas y de tipo psiquiátrico, como la disminución de la vigilia, debilidad muscular, diplopía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *