Venoxil ¿Para qué sirve?

Venoxil un producto de aplicación dermocosmética  de la empresa colombina Denova Pharma, especialista en elaboración de cosméticos,  quienes han evolucionado desarrollando nuevos productos con fórmulas “inteligentes” para el cuidado corporal. En especial el venoxil está especialmente elaborado para el cuidado de las piernas, donde su aplicación procura la eliminación de las molestas arañitas vasculares y el agotamiento de las piernas, lo que conjuga el bienestar con la belleza. Su composición es a base de 3 plantas vasodilatadoras: Ginkgo Biloba, Ruda  y Castaño de Indias.

Venoxyl y el cuidado de las piernas

Venoxil, fórmula y aplicacion sobre las piernas

Ginkgo biloba, Ruda y Castaño de Indias de acción vaso reguladora

El venoxil viene en tres presentaciones diferentes: crema, solución y ampollas.

Vinoxyl en crema

Venoxil-crema. Para mejorar tanto la estética como la salud de las piernas, contiene: activos reguladores y vasodilatadores de origen vegetal, Ginkgo Biloba, Ruda y  Castaño de Indias; troxerutina, que actúa en los vasos capilares, reduciendo su permeabilidad y fragilidad. Además contiene antioxidantes y emolientes para favorecer la suavidad y humectación de las piernas.

Venoxil-Solución. Similar formulación a la versión crema con: Ginkgo Biloba, Ruda y  Castaño de Indias, dirigida a la salud y el cuidado de las piernas, trabajando sobre las arañitas vasculares que se ubican con mayor frecuencia en el área baja de los muslos y las pantorrillas, a la vez que trata el agotamiento de las piernas.

Venoxil III (ampollas). Contiene una composición a base de: polidocanol, que tiene acción sobre el tratamiento de esclerosis de varices;  Extractos vegetales de Gingko Biloba como vasodilatador y reforzador de la resistencia capilar ;  y  el Castaño de Indias, que es vasoconstrictor y desiinflamatorio, para ayudar en casos de mala circulación,  varices y cansancio en las piernas.

Tener presente en caso de problemas de varices, flebitis, mala circulación o calambres en las piernas, además de producto farmacéuticos o tratamiento con venoxil, siempre es recomendable combinar con terapias alternativas como el ejercicio para las piernas, pediluvios y /o el uso de compresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *