Útero bicorne y cómo se manifiesta

El útero bicorne es una anomalía congénita y muy rara, que consiste en la separación del útero en dos cámaras o “cuernos”  en vez de una sola cámara como es lo normal. Esta patología puede ocasionar problemas de fertilidad,  en caso de quedar embarazada, una alta tasa de abortos probables o problemas al momento del nacimiento. En nuestro post te estaremos hablando de ciertas particularidades del útero bicorne y explicando cómo detectarlo.

Tipos de útero bicorne

Particularidades del útero bicorne

Alta tasa de abortos y nacimientos prematuros

Una de las particularidades de tener un útero bicorne, son los embarazos de alto riesgo,  siendo la estadística de más del 60% de probabilidad de tener un aborto espontáneo y entre  15 y 25% de probabilidad de tener un nacimiento prematuro.

Todo ello, debido a que el útero bicorne tiene menor dimensión que uno normal, pues el bebé queda atrapado en una de las dos cámaras con mucho menor espacio para desarrollarse, lo que puede ser causa del aborto o una alta probabilidad casi del 50% que el bebé tenga una posición fetal de nalgas al momento del nacimiento, lo que hace tener un parto más riesgoso.

Por ser una rareza de la naturaleza muchas veces no se detecta, pero se estima, que solo en los EEUU, los casos de útero bicorne pueden llegar al 0,5 % de la población femenina.

Por ser el útero bicorne  de origen congénito, no es posible prevenirse y es una condición que se puede transmitir por la genética. La patología puede ser de dos tipos, parcial o completa.

La forma parcial de un útero bicorne una pequeña fracción de la parte superior del útero se sumerge en la cámara, mientras que la completa toda la parte superior se  incrusta en el útero separando casi por completo en  dos cámaras.

Cómo se manifiesta un útero bicorne

El útero bicorne y sus manifestaciones.

El útero bicorne y sus manifestaciones.

Entre la sintomatología más frecuente de los casos con útero bicorne, están: dolores abdominales, especialmente durante la menstruación;  periodos menstruales  irregulares y abundantes con ovulación igualmente dolorosa.

La detección de un útero bicorne generalmente ocurre bien por estudios a profundidad después de abortos recurrentes o al intentar quedar embarazada.

El diagnostico se consigue iniciando estudio a través de un ecograma pélvico o transvaginal y/o  un ultrasonido o Resonancia Magnética (MRI) de la pelvis; estos  seguido de la evaluación del especialista respectivo que le indicará el tipo de útero bicorne, en caso de ser afirmativo el examen y cuál es el tratamiento a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *