Tripofobia –¿Qué es y cómo se controla? Síntomas

La tripofobia es una alteración de tipo psicológica; donde se siente especial repulsión o miedo a ver agujeros; formas geométricas o; patrones repetitivos sobre la piel. El término, se acuña  con fecha relativamente reciente (2005), por usuarios del Internet que logran combinar sus dos raíces Trypo(agujero)/ phobia ( temor o miedo). Para la repulsión, ansiedad o temor a este tipo orificios o formas en la piel, aun no se tiene clara sus causas; pero se sabe que pueden provocar síntomas como: escalofríos, picazón; prurito, taquicardia, asfixia y, ataques de pánico inclusive. Algunos autores, sostienen que tales manifestaciones se debe a la complejidad de estas imágenes, que suelen causar ansiedad; más que, la posibilidad real de afectación cierta. Puede iniciarse, sin causa aparente y el tratamiento es psicológico, acompañado con especialista,  técnicas y; a veces fármacos ansiolíticos o antidepresivos.

Tripofobia

Tripofobia- Síntomas y posibles causas

Ansiedad, escalofríos y taquicardia

La tripofobia es un tipo muy tipo muy particular de fobia, centrada en imágenes o formas con agujeros sobre la piel; con formatos repetitivos que suelen provocar miedo o repulsión y; otros síntomas más fuertes, en casos extremos de esta fobia.

En los casos de tripofobia, los especialistas  sostienen que a diferencia de otras fobias, pueden tener un origen nada específico o; asociado con algún evento traumático previo. Éste puede estar registrado, como información genética; pero, por ser un tema aún reciente, estudios  futuros pueden reportar sorpresas al respecto, en cuanto a sus causas.

Mientras que, en torno a los posibles síntomas de la tripofobia, al igual que otras  fobias (claustrofobia, agorafobia, acrofobia), los más resaltantes son la ansiedad y el miedo, acompañados de: escalofríos, picazón, prurito y taquicardia. Algunas veces, puede detonar casos extremos como ataques de pánico.

¿Cómo tratar la tripofobia? terapias

Psicoterapia de acompañamiento o control y, fármacos ansiolíticos

Variadas pueden ser las terapias para tratar la tripofobia; pero especialmente aquellas de tipo psicológico, donde suelen acompañarse con técnicas de control  de fobias de mano de un especialista y; la indicación de algunos fármacos tranquilizantes, para el control de la ansiedad y los ataques de pánico.

Dentro de las técnicas de control de ansiedad, es posible utilizar  un psicoterapeuta que ayude a controlar el miedo y los pensamientos negativos, que suelen persistir con este tipo de fobias.

Entre ellas, la terapia de comportamiento cognitivo (CBT); donde el especialista analiza el tipo de pensamientos y las sensaciones que estos provocan entorno a la tripofobia; pero a la vez, marca pauta para manejar los comportamientos que a raíz  de esta fobia  se producen. Lo cual, puede  sino a eliminar la fobia, sí a bajar el nivel de estrés y ansiedad ante la visualización del detonante, los agujeros.

Otra forma, puede ser el enfrentar a la persona con el objeto que lo provoca, de manera que se puede insensibilizar o calmar gradualmente el efecto psicológico; que producen estas formas u orificios tipo patrón, vistos sobre la piel de personas o animales; reales o ficticios.

Entre los fármacos más usados para el manejo de la tripofobia y; de las fobias en  general, están los antidepresivos  y tranquilizantes, como las benzodiacepinas,  por ejemplo: el alprazolam o, el lorazepan. Siempre, indicados durante plazos cortos; ya que pueden causar dependencia, somnolencia y otros efectos adversos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *