Tomate y Zanahoria en cuidado de la piel

Tomate y Zanahoria, dos ingredientes que no faltan en ninguna cocina y que además de ser alimentos versátiles para aderezar diferentes platos, tienen usos cosméticos sorprendentes, con los cuales podemos atender el cuidado de la piel. El tomate, actúa como limpiador, sanador y refrescante mientras que la zanahoria, aporta juventud,  hidratación y brillo a la piel. Ambos forman un súper combo muy económico y natural para mantener nuestra piel saludable e hidratada.

Tomate y zanahoria en cuidado de la piel

Como parte de este post, te ofreceremos algunas recetas naturales a base de tomate y zanahoria para que disfrutes de sus beneficios de forma práctica.

Tomate y Zanahoria, beneficios sobre la piel

Antioxidantes y vitaminas, tomates limpian, tonifican y revitalizan la piel

El tomate con abundantes antioxidantes, en particular el licopeno, que ha resultado ser muy eficiente para tratar y prevenir el cáncer producido por el efecto de los radicales libres sobre la piel.

Por otro lado, el tomate ofrece una variedad de vitaminas y minerales, pudiendo aportar el 2/5 partes de los requerimientos diarios de vitamina C, suministra además vitamina A, potasio, calcio,  hierro y vitamina K, lo que refleja su aporte  de nutrientes para la piel  y sobre la salud de nuestro cuerpo.

Entre los beneficios sobre la piel, se pueden resaltar el poder del tomate como, antiinflamatorio, refrescante y cicatrizante en caso de quemaduras; su consumo diario en ensaladas o jugos ayuda a protegernos contra los rayos UV  y dentro del campo cosmético se destaca  en preparados antiedad, pues ayuda a tonificar los poros y fomenta la regeneración celular.

Por ser muy buen astringente natural ayuda a controlar la grasa, evitando problemas de acné y brotes de espinillas. Igualmente el tomate está indicado para refrescar los ojos irritados y eliminar las bolsas que se forman debajo de los ojos.

Beta-caroteno,  para pieles grasosas

La zanahoria con abundante beta-caroteno, está especialmente indicada para para las personas con pieles normales o grasosas, ayuda a tonificar la piel, lo que hace que podamos lucir un cutis más firme y lozano.

También se recomienda, previo a esos los días de vacaciones, ingerir en jugo o rayada, una dieta rica en zanahoria, donde el beta-caroteno se trasforma en vitamina A, forma una capa protectora de la piel,  mantiene por mucho más tiempo el color del bronceado,  protege de los rayos UV y nos hace lucir una piel brillante y saludable.

Recetas de Tomate y Zanahoria

Receta 1: 1/2Tomate +  5 gotas de Jugo de limón. Frotar 3 o 4 veces por semana, ayuda en casos de cicatrización y para aclarar el tono facial. Pruébala y veras las diferencia en poco tiempo.

Receta 2: Mascarilla Facial hidratante (1 taza zanahoria rayada o molida + ½ taza de puré de aguacate y 5 gotas de aceite de oliva).Mascarilla para piel grasosa, aplicar 1 vez por semana, dejarla actuar durante 30 minutos y enjuagar con agua tibia.

Esta receta casera natural te dejará una piel renovada e hidratada, dejando atrás las huellas del cansancio. También se puede utilizar para hidratar codos, rodillas y tobillos.

Para un mejor efecto en el cuidado de la piel con las recetas de tomate y zanahoria se recomienda abrir los poros previamente lavando la cara con agua tibia y luego al terminar refrescar con agua fría para que los poros cierren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *