TERBINAFINA (Lamisil) tratamiento para piel y uñas

TERBINAFINA, un ingrediente activo antimicótico, utilizado como primera opción en casos de  enfermedades de piel y las uñas, tales como: Onicomicosis;  Tinea Corpuris, Tinea Cruris (uñas e ingle),Tinea capitis o pie de atleta y; Tinea capitis (cuero cabelludo).  Entre los medicamentos más usados y que contienen en su fórmula la terbinafina está el Lamisil, en forma de comprimidos o crema tópico. Así, el Lamisil ayuda a eliminar los hongos, en el cuerpo, cuero cabelludo, piel y uñas; actuando sobre la síntesis del esterol, inhibiendo una enzima especifica del hongo. Entre las precauciones, con este componente activo, está el no administrarse en niños ni, en casos de psoriasis o con antecedentes de trastornos hepáticos.

Terbinafina

 Antfúngico TERBINAFINA/ Lamisil

Mecanismo de acción del Lamisil

El Lamisil y otros fármacos, con base en el clorhidrato de TERBINAFINA, en cualquiera de sus presentaciones actúan de forma  antifúngica o antimicótica; para destruir las colonias de hongos, en  distintas zonas del cuerpo.

Pero, ¿cuál es su forma de actuación?

Pues, estos fármacos antimicóticos tienen una acción directa sobre la membrana de los hongos, afectando la biosíntesis del esterol; indispensable para su metabolismo y reproducción.

Entonces, el Lamisil inhibe enzima esqualeno-monooxigenasa, que es la encargada de detener el metabolismo, al atacar el esterol; logrando como  consecuencia que el hongo se debilite y muera finalmente.

Onicomicosis-Tratamiento

En la actualidad, es frecuente conseguir casos de un tipo  particular de hongos en las uñas, conocido como onicomicosis; que provoca aumento de la producción de queratina. Este trastorno se produce por diferentes tipos de hongos; los más frecuentes son los llamados dermatofitos; pero existen otros como las levaduras (Candida) y los no dermatofitos (mohos).

TERBINAFINA para tratar la onicomicosis

Es más frecuente ver  este tipo de lesiones en los pies; o presentarse de  forma simultánea, en las manos. Donde la onicomicosis (afectación en uñas), puede darse de tres formas distintas:

  • En el extremo de la uña (distal y en lateral subugueal), es la más común;
  • En zona de nacimiento de la uña (proximal subugueal), es un trastorno que tiene a dañar toda la uña y; se da con frecuencia en pacientes inmunodeprimidos y;
  • Finalmente, sobre la parte superficial de la uña (lámina ungueal superficial).

Los tratamientos para la onicomicosis, en general son largos  ya; que la enfermedad es de difícil sanación y, tiende a ser recurrente; bien por reinfección o mal tratada.

Uno de los tratamientos más usados es a base de Clorhidrato de Terbinafina (Lamisil), en forma de comprimidos o crema tópica; siempre que se cuiden los protocolos del caso.

Precauciones con la fórmula, a base de Terbinafina

Entre las principales precauciones con la administración de Terbinafina, se encuentran:

– Cuidar posibles interacciones y efectos secundarios con otros fármacos, como la cimetidina;

– No administrar el fármaco, en niños menores de 2 años, embarazadas ni lactantes.

– Tampoco, administrar la Terbinafina en pacientes con antecedentes de trastornos hepáticos o lesiones severas en piel.

– Igualmente, no debe administrarse  en  personas con psoriasis.

Importante: Evítese el contacto del medicamento con mucosas de  la nariz, boca y ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *