Tecnología biónica en prótesis-rodilla y tobillo

Producto de un grupo de ingenieros de Blatchford en Inglaterra, se ha logrado avanzar en la creación de una novedosa prótesis de pierna con tecnología  biónica, llamada Linx que conecta rodilla y tobillo, como un sistema integrado que hace funcionar inteligentemente la prótesis como una pierna humana y donde se simula el funcionamiento de los nervios con sensores.

La empresa británica responsable del novedoso invento, es el Grupo Blatchford, especialista en la elaboración de prótesis, y que además con el invento de la pierna robótica, se colocó entre los tres finalistas de los prestigiosos premios de Ingeniería, Mac Robert 2016 del Reino Unido, por su novedosa tecnología de vanguardia al servicio del bienestar de muchas personas en el mundo con carencia de alguna de sus extremidades inferiores, que se extiende desde la rodilla hasta el pie, conectando de forma inteligente el tobillo.

Para el mes de junio 2016, en Londres se dará el resultado del veredicto final de los premios, donde la prótesis con tecnología biónica, tiene mucho chance de llevarse el premio mayor de 50000,00 £ y la medalla de oro a la innovación de ingeniería.

Linx, prótesis que provee de una caminata segura y estable

Tobillo hidráulico con novedoso revestimiento que gestiona sudor corporal.

 

Prótesis de rodilla y tobillo

Linx es una prótesis elaborada para permitir una increíble adaptación a diferentes terrenos y situaciones de forma casi instantánea, logrando que el usuario tenga una caminata segura y estable que le proporciona un alto nivel de libertad y confianza motora.

El sistema que conforma la prótesis Linx contiene: 4 CPUs, conjunto de sensores, batería de litio, comunicación del sistema vía bluetooth, tobillo hidráulico bio-mimético y un arco plantar bajo control del tobillo inteligente. Además de contar con un revestimiento, capaz de gestionar el sudor corporal.

La novedosa prótesis biónica Linx funciona bajo control de un cerebro central computarizado que integra todas sus partes y donde los sensores actúan simulando los nervios que llegan a las extremidades coordinando la actividad motora, percibiendo las condiciones del terreno y del entorno. El primer usuario de la prótesis Linx, no es otro que el paraolímpico y modelo Jack Eyres, que le ha facilitado su actividad dentro del mundo de las pasarelas y del deporte, con una gran libertad de desempeño.

Desde nuestra web Limpieza Facial, esperamos Linx sea la triunfadora de los premios Mac Robert, por el alto beneficio y mejora de calidad de vida de muchas personas, en condición especial de minusvalía motora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *