Shantala, una técnica terapéutica para la salud de tu bebé

Shantala, es una técnica antigua de origen hindú, que asegura la interacción con tu bebé en una etapa de cambios y avance. El masaje tiene efectos positivos tanto en la parte física como en la parte emocional, del pequeño. Dicha técnica terapéutica, favorece la salud de recién nacido y ayudando a fortalecer el desarrollo sensomotor. Lo peculiar, de este artístico masaje, es que utiliza movimientos suaves y rítmicos en varias partes del cuerpo.

La mejor etapa para aplicar el masaje terapéutico Shantala es entre los dos y cuatro meses de vida.

 

¿Cómo realizar el masaje paso a paso?

En principio, necesitas tener a la mano aceite de almendra o en su defecto, alguna crema hidratante para bebés. También puede utilizar aceite de nuez, lo importante, es contar con fórmulas pura de origen vegetal; ya que son más saludables que las formulas procesadas. Por consiguiente, para realizar el masaje Shantala debes:

  1. Iniciar, colocando las dos manos sobre el pecho del niño, deslizar hacia afuera, siguiendo las líneas de las costillas en dirección a la espalda.
  2. Masajear los brazos de tu pequeño de lado, tomar cada extremidad y realizar suaves movimientos de torsión.
  3. Estirar suavemente los dedos de sus manos hasta llegar a las palmas.
  4. Voltearlo suavemente hasta quedar boca arriba.
  5. Masajear suavemente la zona del vientre con movimientos hacia abajo.
  6. Acariciar las piernitas con movimientos de torsión desde el muslo hasta el tobillo. Repetir varias veces este pasó.
  7. Sobre la espalda, realizar movimientos de arriba hacia abajo con ambas manos, primero una y luego la otra.
  8. Masajear suavemente desde la nuca hacia los glúteos y con ese mismo movimiento, continuar hacia los talones.
  9. Finalmente, para cerrar este encuentro con tu bebé, encárgate de acariciar su rostro sutilmente desde la frente hacia las mejillas.

Beneficios del masaje Shantala

El método Shantala, facilita el intercambio de amor y afecto entre madre e hijo. Además, aumenta el bienestar de los niños saludables y mejora el metabolismo de aquellos que sufren de alguna afección.

Esta técnica terapéutica, mejora el desarrollo sensorio-motor y psicológico del bebé. Brinda fuerza y flexibilidad a los músculos, articulaciones y tendones. Una rutina terapéutica con este método de origen hindú, disminuye los cólicos del lactante y; facilita la maduración del aparato respiratorio y digestivo.

Igualmente, es recomendable aplicar esta técnica de masaje infantil tres o cuatro veces por semana, preferiblemente justo antes de dormir, asi el niño tendrá un sueño tranquilo y relajado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *