Sertralina equilibra la serotonina, antidepresivo y psicofármaco

Sertralina

La sertralina puede provocar efectos adversos sobre el tracto digestivo y sistema nervioso: mareos, vómitos; somnolencia; nerviosismo; pérdida o aumento del apetito;  y libido baja, entre otros.

El clorhirato de sertralina es una sustancia calificada como psicofármaco,  antidepresivo, del grupo de Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina; indicada para atacar casos de depresión mayor. Por lo que actúa en el Sistema nervioso equilibrando los niveles de serotonina, importante para mejorar síntomas de ciertos problemas neuronales, que están asociados con la estabilidad de este neurotransmisor. También, es efectiva en el manejo de trastornos mentales como: trastornos de pánico; trastornos obsesivo–compulsivo y para tratar el estrés postraumático. La sertralina está disponible en presentación oral de 25, 50 y 100 mg. 

Sertralina  como tratamiento a la depresión mayor

Usos de sertralina

Mecanismo de acción de la sertralina

La relación de la sertralina con el sistema nervioso, está marcada por su mecanismo de acción como Inhibidor selectivo de la recaptación  de serotonina. No estimula  la actividad de las catecolaminas (adrenalina; dopamina y noradrenalina).

Tampoco bloquea receptores muscarinicos;  serotoninérgicos; dopaminergicos; histaminergicos y los GABAérgicos; lo que lo hace un psicofármaco, sin riesgo de dependencia en ese sentido.

La Sertralina favorece el tratamiento de eventos de depresión mayor  y como prevención de la reincidencia de esos episodios.

La indicación en estos casos, es vía oral; una vez por día, iniciando el tratamiento con 50 mg; por una semana y luego ir aumentado la dosis, según sea el caso hasta un máximo de 200mg.

En caso de presentarse alguna reacción adversa leve,  bajar la dosis inicial a 25 mg.

Otros trastornos mentales abordados con Sertralina- Dosificación

Trastornos de pánico y estrés postraumático. Son trastornos, donde el equilibrio de niveles de serotonina estimula su recuperación; por lo que se recomienda la sertalina, con una dosis inicial de 25 mg; aumentar después de una semana poco a poco a dosis más elevadas. Nunca exceder los 200 mg. Tomar una dosis única diaria, mañana o noche.

En estos casos, iniciar la dosis con 25mg y a la semana ir aumentando la dosis.

Trastornos obsesivo-compulsivos. Estos casos de trastornos obsesivo-compulsivos se inician con 50mg; pero  generalmente se llega a la dosis máxima de 200mg;  aumentando 50 mg cada semana. En los niños, empezar con una dosis menor de 25mg.

Efectos adversos o secundarios de la sertralina

Entre los posibles efectos adversos o secundarios, relacionados con el sistema nervioso y el tracto digestivo,  se tienen:

  • Aumento o Pérdida de apetito; por lo que se tiende a bajar de peso, en ocasiones llegar hasta la anorexia.
  • Libido baja;
  • Resequedad en la boca;
  • Vértigos; diarreas; somnolencia; dolor de cabeza;
  • Cansancio y mareos;
  • Insomnio, ansiedad y nerviosismo.

Importante: La setralina está contraindicada en pacientes con Insuficiencia hepática grave. Igualmente no se administre tratamiento, junto a fármacos antidepresivos, del tipo IMAO; y para administrar la sertralina se debe esperar un lapso de  2 semanas, después de suspender el  tratamiento con un  IMAO.

Recuerda que los medicamentos que necesitan prescripción médica y en especial los psicofármacos NO deben automedicarse, por los efectos colaterales o adversos que ello implica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *