Quiste pilonidal ¿Qué es? ¿Por qué ocurre y cómo tratarlo?

Quiste pilonidal

El diagnóstico  del quiste pilonidal se hace a través de la clínica diferencial según lo observado en el paciente; en caso de presentar forúnculos, fistulas o inflamación del hueso sacro (osteomielitis).

El absceso o quiste pilonidal aparece en forma de bolsa, localizado muy cerca del coxis. Es un trastorno generalmente doloroso que se da por efecto de la incrustación de un pelo que crece hacia adentro y se encapsula. Los factores de riesgo para la ocurrencia de este quiste son variados, entre ellas la obesidad; largas periodos de tiempo sentados o  personas con pelo excesivo, fuerte y duro. El tratamiento en caso de infección, requiere una cirugía o incisión para extraer el pelo incrustado. Si hay reincidencia del quiste pilonidal, que suele ocurrir; hace falta hacer una cirugía mayor para profundizar y extraer la raíz.

¿Qué es el quiste pilonidal?- Síntomas

El quiste pilonidal es un saco que aparece muy cerca del coxis, entre los surcos intergluteos;  que contiene en su interior piel y pelo. Puede pasar desapercibido; pero en caso de infectarse, puede presentar dolor y manifestarse acompañado de enrojecimiento de la piel.

Cómo se forma el quiste pilonidal

Éste quiste sebáceo produce una fistula, y tiende acumular secreción purulenta que rodea el pelo, generalmente maloliente; haciendo una cavidad profunda, con fiebre y otras complicaciones sino es tratada oportunamente.

Se  da con frecuencia en las personas jóvenes, especialmente adolescentes y hombres con sobrepeso; vida sedentaria, muchas horas frente al computador o; en conductores. Este tipo de personas presentan el mayor riesgo de tener un quiste pilonidal. Tiene una alta probabilidad de repetirse, una o varias veces, inclusive después de tratamiento y cirugía.

Causas y tratamiento del quiste pilonidal

¿Por qué  se produce el quiste pilonidal?

La causa usual de su aparición es la incrustación de algún pelo, alojándose e infectando el área hasta formar el quiste.

Otras causas del quiste pilonidal, pueden ser el aumento de fricción y presión sobre el coxis, especialmente si se está muchas horas sentado; usar ropa ajustada o montando bicicleta por tiempo prolongado.

Estas acciones provocan el crecimiento invertido del pelo o rotura del folículo; donde el cuerpo identifica a esté pelo como un elemento extraño. Como consecuencia, lo encapsula y rodea de material purulento; provocando el obseso o quiste pilonidal.

¿Cómo tratar  el quiste pilonidal?

Muchas veces no hace falta tratar el quiste pilonidal, pues pasa desapercibido, sin presentar sintomatología.

Si aparecen los síntomas antes mencionados, que delatan una infección del folículo; se requiere abordar la lesión del quiste pilonidal, bien con drenaje o  con cirugía. El tratamiento quirúrgico para extraer el pelo de raíz; dependiendo del caso, puede ser ambulatorio o de quirófano.

La sanación o periodo postoperatorio en caso de este tipo de quiste, puede ser lento; dependiendo del tipo de método de cirugía aplicado y de la respuesta del paciente.

El médico puede optar por cerrar la incisión  con sutura o; dejarla abierta y con un proceso más lento, esperar que la herida vaya cicatrizando  de adentro hacia afuera. Está última forma, requerirá  además de sesiones de cura y drenaje, para ayudar en la sanación. Pero, es mucho más efectiva y baja la posibilidad de que reaparezca el quiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *