Prednisona esteroide antiinflamatorio e inmosupresor

Prednisona hormona esteroide sintética, usado usualmente con carácter  antiinflamatorio, analgésico o inmunosupresor.   Por lo que, desde el punto de vista terapéutico es un fármaco que está indicado como tratamiento en enfermedades autoinmunes, que presentan cuadros inflamatorios, como: el asma; enfermedad de Addison; artritis reumatoide; para personas que sufren de cáncer; esclerosis múltiples; espondilitis anquilosante; lupus eritomatoso y, enfermedades de la piel, entre otros. El medicamento, actúa atravesando la membrana celular fijándose a los receptores citoplasmáticos, que activan las respuestas ante ciertos estímulos. Movilizando las respuestas inflamatorias, que dependen de la producción de lipocortinas; que son proteínas que inhiben la fosfolipasa A2; induciendo así doble acción: Bajar la inflamación y provocar una respuesta inmunosupresora.

Prednisona

Propiedades de la Prednisona- Mecanismo de acción

Uso terapéutico de la prednisona: Enfermedad de Addison y procesos reumáticos

Las propiedades más importantes desde el punto de vista médico, adjudicado a la Prednisona son:

  • Antiinflamatorias, controlando así el efecto de las bajas en los niveles de corticoides dentro del organismo; ya que estos los corticosteroides disminuyen la emisión de sustancias que provocan hinchazón, al reaccionar frente a ciertos estímulos. Particularmente, la enfermedad de Addison, caracterizada por la insuficiencia suprarrenal, está entre las indicaciones del fármaco.
  • Analgésicas, igualmente la prednisona, es un medicamento del grupo de los glucorticosteroides; con efectos paliativos contra el dolor, por lo que es usado en procesos reumáticos, en el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, donde la inflamación está acompañada por el dolor.
  • Autoinmune, es una de las propiedades relevantes, de este tipo de medicamentos; como terapia hormonal sustitutiva, debido a la imposibilidad de la producción normal de las hormonas por el organismo.

El uso terapéutico de la prednisona es muy amplio: Enfermedad de Addison; procesos reumáticos, entre ellos, artritis reumatoide; sinovitis; esclerosis múltiples; espondilitis anquilosante y; lupus eritomatoso.

También, el fármaco tiene aplicaciones terapéuticas en enfermedades de la piel, tal es el caso de: Psoriasis grave, micosis fungoides, eritema multiforme severo y, dermatitis seborreica, entre otras.

En cuanto al mecanismo de acción de la prednisona, es en sí, la acción de una sustancia del grupo de los glucocorticoides; que tienen una acción dual:

-Por un lado, actuar sobre respuestas inflamatorias, interfiriendo sobre ciertos mediadores; en este caso sobre las lipocortinas, evitando la producción de fosfolipasa A2, sustancia responsable de procesos inflamatorios.

-Por otro lado, la interferencia sobre respuestas inmunosupresoras.

Algunos efectos adversos de la prednisona

Queriendo señalar brevemente, los efectos adversos más resaltantes de la prednisona, hay que mencionar que están asociados a su condición de glucocorticoide. Donde estos efectos estarán en dependencia de la extensión del tratamiento con el medicamento y  con la dosis administrada.

Al administrar el fármaco por periodos cortos,  generalmente no se presentan efectos colaterales, aunque la dosis sea fuerte.

Mas no así, si el tratamiento es extenso; puesto que tiende a haber atrofia cortico-adrenal y;  perdida de agua y sales. Trastornos, que  pueden afectar fuertemente a personas débiles y de tercera edad; manifestándose con: mareos, dolor de cabeza, fracturas, osteoporosis; dificultad para la cicatrización y, piel frágil, entre otros trastornos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *