Piel para tratar corazón y cerebro con química celular

La química celular revoluciona la Medicina, con dos investigaciones que aportan grandes avances en este campo. Los trabajos están vinculados con la reprogramación celular desde el punto de vista químico, utilizando células de la piel de la misma persona, las cuales transformadas con cócteles químicos pueden llegar a salvar vidas, rescatando corazones con insuficiencia cardiaca o cerebros con problemas como el Alzhéimer o el  Parkinson.

Se conoce científicamente que el cabello, las uñas,  la sangre y la piel se regeneran año tras años, pero no así el de un músculo tan importante como el corazón, que apenas nacemos se completa su estructura sin  renovación alguna.

Por lo que el hecho que en un futuro podamos utilizar las células de la piel para restaurar nuestro propio corazón es una maravilla para alargar la calidad y el tiempo de vida del hombre en la tierra.

Química celular salvará vidas con la piel

Como resultado de trabajos realizados por investigadores del Instituto Gladstone, entorno a estudios biomédicos han logrado transformar células madres de la piel en células del corazón y del cerebro, utilizando una serie de compuestos químicos.

Hasta hoy el trabajo de reprogramación celular, había sido posible con incorporación de genes externos a estas células; por lo que el poder hacer el cambio de identidad celular con ayuda de la química, es un gran adelanto científico que elimina muchos contratiempos  que rodean a la ingeniera genética.

Células de la piel químicamente tratadas pueden recuperar las del corazón dañado

Piel para tratar corazón y cerebro

El PhD, Sheng Ding, uno de los principales investigadores de este estudio, asegura que la gran esperanza, es en un futuro poder tratar el corazón con problemas de insuficiencia cardíaca o, dañado por un infarto utilizando las células de la piel del mismo paciente y conseguir la recuperación por autoregeneración bajo acción de química celular, algo similar a lo que ocurre con las salamandras.

Se utilizó una composición de nueve productos químicos  para lograr transformar la piel humana en células con una nueva identidad, las células madres multipotentes del musculo cardiaco. Y luego otro grupo de químicos, para avanzar logrando crear nuevas células musculares del corazón, manteniéndose con apariencia sana. Este trabajo se hizo por ensayo y error  hasta conseguir la combinación química ideal.

El resultado, 97% de las nuevas células cardiacas comenzaron a latir, acción típica de estas células  con repuesta positiva frente a las hormonas y su aspecto fue similar a las del corazón, no a las  la piel.

Por lo que la proyección a futuro, es que la regeneración por química celular sea un tratamiento efectivo y seguro en los casos de insuficiencia cardiaca.

Células neurales regeneradas

De forma similar al corazón, es posible llegar a regenerar las células neurales del cerebro, asi lo deja ver artículo publicado en la Revista Cell Stem Cell, similarmente se utilizan nueve químicos para llegar a la regeneración celular, algunos de los cuales son coincidentes, y donde posterior al décimo día se logró pasar de la célula de la piel a las células neurales, con actividad completa y únicamente cerebral.

 Este segundo estudio, se realizó con ratones en laboratorio, donde se pudo concretar  3 tipos de nuevas células cerebrales, neuronas, oligodendrocitos y astrocitos. Donde no sólo se logró generar las nuevas células neurales a partir de otras de diferente identidad, sino autoreponerse, usando la piel del mismo individuo.

Posible tratamiento en caso de Alzheimer

En torno a este resultado, su visión a futuro está marcada sobre las enfermedades neurodegenerativas del cerebro, como el Alzheimer y el Parkinson. Tal como lo señala el co-autor del artículo MD, PhD Yadong Huang, quien  vislumbra a futuro este resultado, abordando el tratamiento de pacientes  con un cóctel de químicos o fármacos, para reparar el cerebro o reactivar la actividad cerebral perdida, en un tiempo muy corto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *