Olanzapina regula actividad de la dopamina- esquizofrenia y trastorno bipolar

Olanzapina

La olanzapina, puede provocar efectos colaterales, por hipersensibilidad y no está recomendado en madres lactantes.

La olanzapina, es un antipsicótico de segunda generación; cuyo efecto principal está marcado en bloquear vías de la dopamina y serotonina, para inhibir la neurotransmisión ante ciertos receptores del Sistema nervioso. Se ha probado su respuesta efectiva en tratamiento de trastornos psiquiátricos como: la esquizofrenia y el trastorno bipolar. También, en atención a su mecanismo de acción, que se proyecta como estabilizador de estados de ánimo, se ha utilizado para controlar las alteraciones de conducta del adulto mayor y el abuso de drogas. La olanzapina, consigue en presentaciones de 2,5 mg; 5 mg y de 10 mg, con récipe médico.

Trastornos psicóticos: Bipolaridad y esquizofrenia

Trastorno bipolar

Olanzapina un antipsicótico preventivo en eventos maníacos y depresivos  

Trastorno Bipolar. Debido a las características acentuadas de este trastorno, manía; depresión y mania disfórica (mezcla de episodios depresivos con manías);  para su tratamiento se recomienda, discriminar el estadio de la enfermedad; sean eventos agudos; continuos o; en fase preventiva, para evitar la reincidencia de episodios de crisis de la enfermedad.

La olanzapina, se encuentra entre los medicamentos más utilizados en su fase preventiva; donde se ha logrado bajar los episodios de manías  solas, o mezcladas con depresión; mejorando la fase de sueño; pero, que suelen aumentar de peso.

Esquizofrenia. Se considera que la olanzapina, mejora su acción frente a otros antipsicóticos de primera generación como la clorpromazina, respecto a la esquizofrenia. La olanzapina, provoca menos efectos adversos asociados con los movimientos; aunque parece no ser positiva para controlar la apatía y el aislamiento social.

Otros usos: En el control de pacientes con adicción a las drogas y al juego, ya que se ha probado su efectividad para bloquear el efecto de refuerzo ante cierto tipo de drogas, como la cocaína y; para manejar los cambios de conducta y estados de ánimo en el adulto mayor; esto debido al poderoso poder antipsicótico de la olanzapina.

Efectos colaterales de la olanzapina

Los efectos colaterales, asociados con la neurotrasmision de la dopamina y serotonina; más reconocidos de este tipo de antipsicótico, se deben a la hipersensibilidad al fármaco, entre ellos:

– Sequedad bucal;

– Aumento de peso;

– mareos, sedación e insomnio;

– Movimientos frecuentes, sinónimo de intranquilidad corporal, conocida como acatisia;

Poca visibilidad o agudeza visual

Hipotensión, debido a cambios en la posición corporal;  el cuál puede causar desmayos repentinos.

Importante: No está recomendado en mujeres lactantes y; en pacientes, con episodios de aumento de temperatura; o con problemas cardíacos; debido a la pérdida de capacidad para bajar la temperatura y el efecto hipotensor del medicamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *