Niaspan regula niveles de grasa en sangre disminuyendo Colesterol y triglicéridos

El ácido nicotínico, niacina o B3,  es colocado en el mercado farmacéutico, con diferentes nombres, uno de ellos el Niaspan(500 mg) de laboratorios Abbott, S.A. Niaspan es de acción  prolongada y actúa para regular el exceso grasa  dentro del torrente sanguíneo; que comúnmente está asociado a los altos niveles de colesterol y triglicéridos; los cuales, a su vez son detonantes de muchas enfermedades o problemas cardiovasculares. Entre las indicaciones del ácido nicotínico están los casos de  hiperlipidemia e; igualmente como profiláctico para proteger a personas de posibles ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, cuando los niveles de colesterol son altos o; tienen antecedentes de enfermedades coronarias.

Niaspan

Niaspan y su uso en casos de hiperlipidemia

Mecanismo de acción del ácido nicotínico sobre torrente sanguíneo

La hiperlipidemia, no es otra cosa que un trastorno caracterizado por el registro de niveles elevados de grasa (lípido) en sangre.  Esta se considera un problema de tipo metabólico, que tiene que ver  con la forma en que el cuerpo metaboliza las grasas.

 Este trastorno, es una de las causas  de mayor riesgo de ataques cardíacos o  ACV. Además suele tratarse  con medidas profilácticas, como una buena dieta acompañada de rutina de ejercicios.

Pero que muchas veces, eso es insuficiente y requiere del acompañamiento de fármacos, con propiedades hipolipemiantes, como lo es el Niaspan.

Este fármaco,  provoca aumento de los niveles en sangre del HDL (colesterol bueno); baja los triglicéridos en las células sanguíneas y reduce de forma efectiva (cerca del 40%) los niveles de lipoproteínas Lp(a).

Este mecanismo del ácido nicotínico, es debido a que él evita que dentro del adipocito, se realice la lipolisis del triglicérido, que normalmente realiza la hormona lipasa sensible. Por lo que suele indicarse Niaspan ante cualquier riesgo de enfermedades coronarias, que poco responden a tratamientos o; medidas alternativas, como dieta o ejercicio.

Forma de administración del ácido  nicotínico

El ácido nicotínico, usado como hipolipemiente requiere de dosis elevadas. Siempre siguiendo la dosis que su médico indique; aunque suele iniciarse con dosis bajas y aumentar progresivamente la dosificación.

Así puede iniciarse con una dosis inicial de Niaspan, con 1 tableta de 375 mg x día, antes de dormir; aumentar poco a poco y llegar hasta un máximo de 2 tabletas de 500 mg  diarias, después de la 4ta semana de iniciado el tratamiento. El tratamiento hipolipemiante puede prolongarse hasta por 6 o 7 semanas.

La recomendación es tragar la tableta entera; acompañada con agua fría. Igualmente, evitar consumir bebidas calientes  después de administrar la dosis de Niaspan; tampoco debe ingerir alcohol, mientras dure el tratamiento.

IMPORTANTE:

Evite administrar otros fármacos antilipémicos, como el colestipol, de forma simultánea con el Niaspan. En caso de tener esa indicación, separe la aplicación del ácido nicotínico un lapso de 4 a 6 horas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *