Metronidazol, antiparasitario, antibacteriano y antibiótico

Metronidazol

El metronidazol es un principio activo popularmente conocido, por su poder antiparasitario,  contra las infecciones, como amebiasis y giardiasis..

Este fármaco no sólo  es un agente destructor de protozoarios; también se considera con fuerte acción antihelmíntica; contra parásitos como áscaris, oxiuros; entre otros.  Además tiene una reacción efectiva como antibiótico, sobre infecciones bacterianas, tales como tricomoniasis urovaginal; vaginosis bacteriana; por bacterias anaeróbicas; estreptococos  y para prevenir posibles infecciones bacterianas postoperatorias. El metronidazol se encuentra en farmacias  en presentaciones orales, tabletas y suspensión o; parenteral.

Metronidazol, tratamiento antiparasitario contra parásitos

Tratamiento contra giardias y amebas

Tanto las amebas como las giardias, son parásitos  protozoarios  que suelen transmitirse por contagio por intermedio de las heces fecales, bien a través de alimentos contaminados; manos infectadas o; por contacto sexual, principalmente entre homosexuales.

En ambas infecciones, entre los síntomas que mayormente se acompañan, son diarreas intermitentes con moco o sangre y; molestias gastrointestinales. Generalmente,  ambas son tratadas con metronidazol, como antiparasitario y antibiótico para  este tipo de infecciones.

Posología para tratar giardias y amebas

Adultos. Para los casos de amebiasis,  administrar comprimidos de 500 mg o 750 mg; durante un periodo de 5 a 10 días con 3 dosis x día. Y para las infecciones de giardias, dosis de 2gr x día, durante 3 días o;  por un lapso de 1 semana, con dosis de 250 o 500 mg.

Niños.  Casos de amebas infantil,  dosis de 11,6 mg/kg a 16,7 mg/Kg; 3 veces al día, por 10 días. Mientras que, para niños infectados con giardias, se debe administrar dosis de 5mg/kg, cada 8 horas, por lapsos  de 5 a 7 días.

Como  agente antibacteriano anaeróbico

El metronidazol con acción efectiva sobre tracto urovaginal, intestino y estómago

El metronidazol es un agente de acción bactericida, que ataca a microorganismos que son sensibles  en etapa de desarrollo; donde penetra a las células de la bacteria afectando su ADN; hasta aniquilarlas.

Entre las bacterias sensibles están las anaeróbicas; presentes en el tracto urovaginal; intestinos y; estómago; atacado por el Helicobacter Pylori o vaginosis bacteriana, entre otras. Otras formas  de infección con bacterias anaeróbicas, es en procesos postoperatorios.

La dosis recomendada, para la vaginosis bacteriana es de una dosis única de 2 g o; administrar 400 mg cada 12h; por 5 o 7 días.

Para las bacterias aeróbicas, el metronidazol tiene muy poca efectividad. Se absorbe rápidamente, vía oral; metabolizándose  a través del hígado y; se excreta mayormente por la orina y las heces.

Efectos secundarios del metronidazol

Es posible durante el tratamiento con metronidazol, observar ciertos efectos secundarios como: urticaria; picazón y escozor; afectación del Sistema Nervioso, reflejado con convulsiones; inestabilidad y actividad lenta  o torpe.

También se pueden presentar otras reacciones; dolencias y adormecimiento en manos y pies; especialmente si el tratamiento es extenso o  con dosis elevadas. Es importante acudir con su médico, en caso de que los efectos sean recurrentes,  entre ellos: vómitos, mareos; nausea y pérdida de apetito.

Importante: Mientras se administre el fármaco, no se debe consumir alcohol, ya que puede provocar una reacción disulfiram(efectos adversos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *