Metamizol sódico ¿Sólo analgésico y antipirético?

Metamizol sódico

El metamizol sódico o Dipirona, como también se le conoce.

Es un fármaco popular como analgésico y antipirético, tanto para adultos como para niños. Pero sabías que, ¿su acción va más allá de calmar el dolor fuerte y bajar la fiebre alta? El Metamizol sódico tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas; que provoca efectos en diferentes tipos de cuadros clínicos. Principalmente en dolores fuertes como; la migraña; dolor post traumático o quirúrgico; por quemaduras; para calmar los cólicos uterinos o renales; bajar la inflamación de nervios, como la neuralgia del trigémino o la neuritis y; combatir fiebre muy alta.

Efectos terapéuticos del Metamizol magnésico

El Metamizol sódico, produce efectos terapéuticos del tipo:

  • Antipirético
  • Analgésicos
  • Antiinflamatorios
  • Antiespasmódicos

Antipirético

Este medicamento está especialmente indicado para bajar las fiebres refractarias, que son de difícil control.

Analgésico

Usado en caso de dolores severos, como los postraumáticos o quirúrgicos; para las cefaleas y migrañas. Asimismo, el Metamizol sódico tiene efectividad calmante en casos de tumores y quemaduras.

Antiinflamatorio

Ayuda a tratar procesos inflamatorios como el Herpes Zóster; la neuritis y la neuralgia de trigémino; que están relacionados con el dolor; por lo que la acción es dual.

Antiespasmódico

En espasmos vinculados a los músculos lisos, presente en órganos huecos como; paredes del estómago, riñones; vejiga e intestino. Contrarrestando positivamente los cólicos renales; uterinos y gastrointestinales.

Hay que destacar que su acción no tiene alcance sobre los movimientos o contracciones peristálticas, ni sobre la expulsión de cálculos renales.

Efectos secundarios de la dipirona

Efectos terapéuticos del Metamizol sódico

Pueden presentarse efectos secundarios en casos de pacientes con sensibilidad a la fórmula; enfermos renales; asmáticos; anemia aplásica y algunos casos de problemas respiratorios severos. Entre los efectos secundarios están:

  • Alergia
  • Dificultad respiratoria
  • Asma
  • Disminución de leucocitos
  • Hinchazón
  • Angioedema
  • Trastornos digestivos, entre otros.

Contraindicaciones

No debe usarse durante el embarazo ni en periodo de lactancia. Particularmente, durante el primer y último trimestre de gestación.

Presentación e Indicación 

La presentación del Metamizol sódico, se consigue como: suspensión pediátrica; solución inyectable, vía intravenosa y la más popular; en comprimidos de 500 mg.

Siempre se recomienda intentar con la presentación oral, antes que la vía parenteral. Ya que, en caso de efectos secundarios, las inyecciones suelen provocar efectos más graves.

La dosis de Metamizol sódico sugerida vía oral es, de 500 mg cada 8 horas. Por otro lado, si se aplica las inyecciones de este fármaco, puede hacerse de forma intramuscular o intravenosa. Siempre, las inyecciones deben aplicarse a adultos y niños mayores de 12 años; de forma lenta y profunda; con la dosis indicada por su médico tratante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *