Meloxicam para regular el dolor y la inflamación osteomuscular

Meloxicam  un fármaco reconocido entre los analgésicos-antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), con un mecanismo de inhibición de la síntesis natural de la prostaglandina; cuyo funcionamiento afecta diferentes células del cuerpo. En este caso la actuación  está dirigida hacia las siguientes acciones: bajar la sensibilidad de las neuronas espinales del dolor; favorecer el tejido vascular, actuando sobre las células musculares lisas del mismo e intervenir para regular los procesos inflamatorios, especialmente aquellos de índole osteomuscular. Los usos más frecuentes del medicamento son: Osteoartritis; espondilitis anquilosante y; artritis reumatoide, en particular la del tipo  juvenil. Ante los posibles efectos adversos de este fármaco, es importante seguir las indicaciones médicas.

Meloxicam

Indicaciones para el uso de meloxicam- efectos  adversos

Artritis reumatoide, osteoartritis y espondilitis aquilosante

Es frecuente indicar el uso del meloxican para atenuar el dolor, la rigidez muscular; bajar la sensibilidad y contrarrestar la inflamación; que provocan diferentes enfermedades osteomusculares, entre las que se encuentran: Tratamiento contra la osteoartritis

  • La osteoartritis, que afecta mayormente las articulaciones y en especial el cartílago, que requieren además de fármacos tipo AINEs, otras medidas preventivas como el control del peso y el descanso de las articulaciones;
  • Artritis reumatoide, donde el meloxican puede mantener gran parte de los síntomas controlados, en especial cuando afecta a los jóvenes; que suele acompañarse con otros síntomas aparte de la rigidez, inflamación y el dolor; como son, aparición de ganglios linfáticos o torpeza exagerada.
  • Espondilitis anquilosante, que afecta esencialmente la columna vertebral, causando enrojecimiento, dolor e hinchazón en vertebras y área pélvica.

Por lo que el mecanismo de acción del meloxicam, ayuda al tratamiento efectivo de los cuadros de síntomas de estas alteraciones. Ya que,  evita la producción de ciclooxigenasas 1 y 2; enzimas  responsables de la conversión a prostaglandinas G2 y; actuando en la producción de jugos gástricos y secreciones mucosas o serosas. Se ha detectado en pacientes con artriris, grandes cantidades de estas enzimas en el líquido y membrana sinovial, de las articulaciones.

Efectos adversos del meloxicam que deben despertar un alerta

El meloxicam puede producir ciertos efectos  adversos, que son señales de alarma y, ante ellos debemos comunicar al médico o suspender inmediatamente este producto. Aparte de las contraindicaciones por hipersensibilidad a cualquiera de los componentes del fármaco o; a los AINEs en general, pueden observarse con la ingesta de este medicamento efectos, a distintos niveles: – Tracto gastrointestinal, Diarrea,  dolor abdominal, flatulencia, náuseas, estomatitis y; otras molestias. – Sistema Cardiovascular: Palpitaciones o hipertensión arterial y; vigilancia especial con pacientes con insuficiencia cardíaca; – Sistema Nervioso: Depresión; mareos, dolor de cabeza e insomnio, entre otros; – Piel, con manifestaciones como urticaria y fotosensibilidad.  Importante: El tratamiento con meloxicam, puede ser de corta o larga duración; según el tipo de afectación a tratar; por lo que es bajo indicación médica que este debe ser administrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *