Medicamentos para la bronquitis

Entre los medicamentos para la bronquitis, sobresalen tres grupos, antibióticos y broncodilatadores o antihistamínicos. Los antibióticos, están indicados cuando la bronquitis cursa como un proceso infeccioso bacteriano. Mientras que los broncodilatadores, para contrarrestar el congestionamiento bronquial y los antihistamínicos, cuando el cuadro de obstrucción pulmonar se debe a un proceso alérgico, o que este acompañado de una rinitis. Detallemos algunos medicamentos para la bronquitis, según sea aguda o crónica.

Para tratar la bronquitis, se debe centrar la atención en la sintomatología del paciente. Requerirá una combinación de medicamentos para limpiar los bronquios y vías respiratorias; ayudando a liberar el moco o flema. Además, se debe observar el tipo de tos presente y la oxigenación adecuada del paciente.

Medicamentos para bronquitis agudas y crónicas

Medicamentos para la bronquitis

Antibióticos de 4ta generación, las cefalosporinas para casos graves de bronquitis

Para la mayor parte de casos de bronquitis, no se requiere el uso de antibióticos, sólo si el cuadro compromete las vías respiratorias con una infección bacteriana. Una buena recomendación cuando hay mucho malestar, mantener reposo en cama e ingerir mucho líquido, hasta la mejoría.

Bronquitis aguda y tratamiento

La bronquitis aguda, se presenta con tos seca y en 1 ó 2 días pasar a tos con flema. Puede estar acompañada de dolor de cabeza, dolor en el pecho, fiebre y malestar general con dificultad respiratoria.

Lo usual es observar estos procesos, como una infección viral, afectando fosas nasales, senos paranasales y garganta. Luego, suele pasar a la parte bronquial y vías respiratorias. Las molestias pueden pasar generalmente al cabo de una semana. Sólo se requiere aplicar medicamentos para la bronquitis aguda para controlar la fiebre y el malestar general. Se puede acompañar, administrando algún jarabe para la tos seca, como el jengimiel o Bisolvon.

Si existe flema y moco, no evitar la tos pues ayudará a expulsar esos fluidos más rápidamente, limpiando los bronquios.

Bronquitis crónica y su tratamiento con antibióticos

Para estos casos, la buena expectoración y el control de la tos es importante. Por lo que se debe alejar al paciente de elementos irritantes medioambientales. Entre los más frecuentes, el humo del cigarrillo, olores fuertes, espacios de mucha humedad; polvo o lluvia.

En cuanto a los medicamentos para la bronquitis crónica, deben administrar antibióticos en riesgo de complicaciones severas. Estos se recomiendan en los adultos mayores, que presenten tos aguda, con hospitalización reciente, pacientes con diabetes mellitus o cardiópatas.

En casos graves de bronquitis, el antibiótico puede ayudar en la pronta mejoría y a bajar niveles de mortalidad.

Para la bronquitis crónica, están indicados antibióticos como: la amoxicilina y las quinolinas, con una aplicación corta de 5 días. Actualmente existen cefalosporinas, antibióticos de 4ta generación, medicamentos para la bronquitis crónica con posibilidad de pueden convertirse en neumonías. Estos antibioticos son de la familia de los beta-lactámicos, de amplio espectro, poco tóxico y fácil de digerir.

Medicamentos para la bronquitis: Broncodilatadores y antihistamínicos

Broncodilatadores en aerosol

Otros medicamentos para la bronquitis, los broncodilatadores ayudan a mejorar la respiración. Los broncodilatadores se indican en caso de tos persistente, sibilantes y dificultad respiratoria; ellos ayudarán a destapar los bronquios.

Los broncodilatadores se pueden conseguir en varias presentaciones: jarabes; gotas e inhaladores, inyecciones y tabletas. Estos suelen aplicarse con ayuda de las nebulizaciones, donde pueden combinarse varios medicamentos.

En otros casos, es necesario prescribir medicamentos para la bronquitis alérgica o antihistamínicos. Estos ayudan a combatir los síntomas propios de los alérgenos causantes del problema, pero suelen producir efectos adversos como soñolencia.

Uno de esto medicamentos antihistamínicos es la Levocetirizina, de 3era. generación con mayor eficacia y menos efectos adversos.

Importante: Recuerda que tanto los antibióticos como otros medicamentos para la bronquitis, deben ser administrado bajo prescripción médica. Cuidar especialmente posibles alergias o sensibilidad a los componentes de la fórmula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *