Manteca de Karité y sus beneficios-Receta casera

Manteca de karité y sus beneficios

La manteca de karité  es extraída del fruto del árbol de karité; que es de origen africano y que produce grandes cantidades de esta grasa en cada cosecha.

Las propiedades y beneficios de la manteca de karité son enormes; por lo  que es altamente demandada por industrias del ramo farmacéutico y cosmético. Utilizada para la producción de cremas; lociones, champú y mascarillas; para la hidratación corporal y como tratamiento para el cabello. Tiene propiedades reparadoras, que aportan suavidad; elasticidad e hidratación profunda. Particularmente, las provenientes de su potencial antiinflamatorio para tratar lesiones como: eczema; erupciones en la piel; psoriasis; picadura de insectos y quemaduras, entre otras.

Una vez reseñado los múltiples  beneficios de la manteca de karité  y; para sacar  sus bondades, te estamos ofreciendo una receta casera; muy fácil de preparar.

Propiedades- Cuidado facial con manteca de karité

Karité para el cuidado facial

La manteca de karité es utilizada especialmente por su potencial de vitaminas A,  D, E y F;  látex y ácidos grasos, que se concentran en propiedades:

Reparadoras.  Ayuda a restablecer la elasticidad, hidratación y el brillo natural de la piel;

Antiinflamatorias. Su composición es un coctel de nutrientes que protege e hidrata la piel, para inhibir posibles irritaciones o  maltrato, propio en las pieles secas;

Calmantes y fotoprotectoras. Las  vitaminas A y E de este fruto, junto a los ácidos grasos esenciales; como el ácido cinámico, un antiinflamatorio natural;  proporcionan protección contra rayos UV y de lesiones como cutáneas como eczema o acné; además,   favorecen la producción de colágeno;

Hidratantes. Con uso frecuente de la manteca de Karité, se logra una piel más hidratada; resistente y dócil; en resumen, saludable; que a su vez  tiene efectos antiarrugas y contra el envejecimiento precoz.

En cuanto a sus beneficios sobre el rostro, subrayamos: inhibe la aparición de líneas de expresión y arrugas; hidratación profunda en zonas sensibles como, los labios; parte baja de los ojos y la zona T; evitando lesiones provocadas por el sol.

Otros beneficios en la piel y el cabello

Usos del karité

Una larga lista de beneficios, que se adjudican a este maravilloso fruto africano. La mantequilla o manteca de karité tiene aplicaciones en:

  • Masajes. Bien en crema; loción o preparada de forma casera la manteca de karité brinda efectos humectantes; calmantes y relajantes de los músculos, a través de masajes en cara; cuello; espalda; abdomen; brazos, piernas y pies.
  • Contra estrías y cicatrices. Especialmente durante el embarazo, humecta la piel para hacerla más elástica y fuerte; evitando que se reseque y que aparezcan estrías o lesiones y; ayuda a disminuir las cicatrices.
  • Bálsamo labial, para protección en días de verano o exposiciones recurrentes al sol.
  • En la Depilación. Después de la depilación, la manteca de karité alivia y calma la piel sensible o irritada.
  • Baño. Agregando una semillas en karité al agua del baño, puedes beneficiarte, obteniendo una piel fresca e hidratada suavemente y; con mucho más brillo.
  • Mascarilla para el cabello. Doble uso, la manteca de karité ayuda a hidratar el cabello, evitando la resequedad y puntas quebradas. Igualmente ayuda a proteger de la psoriasis y evitar la sequedad del cuero cabelludo.
  • Hidratar manos, codos y talónes. Natural o en cremas es excelente para mantener estas partes del cuerpo que tienden a resecarse con frecuencia; producto del rose, usos de químicos o; efectos del polvo.
  • Picaduras de insectos. Actúa como antiinflamatorio, evitando la picazón y erosión de la piel.

Receta Casera con manteca de Karité, aceité de coco y, aceite de árbol de té

Hidratante para el cuerpo y el rostro

Beneficios: Aceite de coco, es altamente hidratante; mientras que el aceite de árbol de té, funge como astringente; antibacterial y antifúngico. Tendrás así una crema ideal para todo el cuerpo, pero especial para el rostro y manos.

Ingredientes

– Manteca de Karité natural ( 2 cucharadas ó 20 mg)

– Aceite de coco orgánico ( 1 cucharada ó 10 mg)

– A aceite esencial del árbol del té ( 3 ó 4 gotas)

Preparación: Muy sencilla, en un recipiente de vidrio incorporar todos los ingredientes y; mezclar hasta tener una masa homogénea.

Puedes usar especialmente  tu receta de manteca de karité en rosto y manos; todas las noches por 15 días continuos, y veras resultados increíbles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *