Lunares rojos origen, riesgos y tratamientos

Lunares rojos

Los lunares rojos son manchas o abultamientos en la piel que suelen aparecen de forma repentina y; otras veces, son una marca de nacimiento.

Estos lunares pueden aparecer distintas partes del cuerpo, como producto de una alteración de los vasos sanguinosos; que se origina debido a una variedad de factores: hereditarios, ambientales alimenticios o trastornos hepáticos.  Aunque los lunares rojos en su mayoría son de carácter benigno; no hay que descuidarse ante cambios bruscos de color; textura o  tamaño. Estos, suelen tratarse con tratamientos estéticos como cirugía;  láser y crioterapia. En algunos casos, basta con la aplicación de un remedio natural, como el ajo o el aceite  de ricino, para eliminarlo.

Origen de los lunares rojos

La herencia; la luz solar y el envejecimiento son factores vinculados a la aparición de lunares

El origen de los lunares rojos, está asociado con diversos factores, que provocan la dilatación o crecimiento anormal de los vasos sanguíneos. Los orígenes que resaltan mayormente, según opinión de los especialistas son:

Origen de los lunares rojos

Factores hereditarios.Los lunares rojos u de otro color, pueden ser producto de códigos genéticos que traemos de  nuestros padres o familiares directos. Para estas causas  hereditarias  no existen tratamientos preventivos; solo suelen afectar desde el punto de vista estético.

Factores ambientales. Bajo estas circunstancias, es usual la aparición de los lunares debido a la reiterada exposición solar. Aquí los lunares se originan por la pigmentación de lesiones ya existentes y que tienden a tener una carácter maligno; son los llamados melanomas. Los cuales si no son tratados oportunamente pueden llegar a ser muy agresivos.

Factores alimenticios. El tener prácticas  no acordes con la higiene y con una dieta balanceada, puede ser detonante para la aglomeración de toxinas  en el cuerpo; especialmente en el hígado. Las cuales pueden dar lugar a los brotes de estos lunares.

Factores de riesgo de enfermedad hepática.  Estos pueden estar asociados con hepatitis; drogas; enfermedad metabólica o enfermedad intestinal inflamatoria. Es una de las causas más frecuentes para la aparición de los lunares rojos, debido al mal funcionamiento del hígado; cuya función principal es procesar; descomponer y purificar la sangre que sale del estómago y los intestinos.

Otros factores

Edad. Es otro factor a considerar, a medida que se envejece  aumenta la posibilidad que aparezcan estas manchas o lunares rojos.

Igualmente cambios hormonales, asociados con la menopausia y, el estrés; pueden provocar la aparición de los estos lunares también llamados “nevus rubi”.

Riesgos y tratamiento

Los lunares rojos tienen a ser benignos y los  tratamientos más frecuentes son cirugía o láser

Si queremos mencionar posibles riesgos o señal de peligro ante la aparición de los lunares rojos; hay  que resaltar que esto no tiene por qué ser así, en el caso de esta alteración en la piel. Estos lunares en general no representan peligro alguno, suelen ser benignos y no afectan más allá de la apariencia; que puede llegar a tener alguna afectación psicológica,

Aunque mantenga su carácter benigno; debemos estar alerta si llegan a producirse cambio sustanciales y repentinos en el aspecto de estos lunares rojos; la coloración; las dimensiones y si cursa  con presencia de dolor en la zona. En estos casos, debe consultar de inmediato con su médico

TRATAMIENTO

El tratamiento para abordar los lunares rojos, generalmente  queda a criterio del especialista; según la clínica que presenten los lunares.

Puede ser a través de una cirugía para extraer el mismo; en cuyo caso siempre debe realizar una biopsia para determinar la naturaleza de la extracción. La cual, se realiza en caso de lunares profundos y de grandes dimensiones; aunque, una de las desventajas, es su actriz, que puede afectar la estética del paciente; principalmente si es en un lugar visible como el rostro.

Otras veces, se pueden tratar a través de aplicación de láser con sesiones ambulatorias y sencillas o; aplicación de crioterapia, con nitrógeno líquido; aunque es muy efectivo para eliminar lunares y verrugas;  su alto costo, lo hace muchas veces inaccesible.

Finalmente, siempre queda la opción de los remedios naturales y la cosmética para tratar estos lunares rojos que afectan la apariencia. Los cuales permiten disimularlos  o minimizar su visibilidad.

Entre los remedios naturales para los lunares rojos pequeños; están el ajo o el aceite de ricino; donde una fácil receta es machar un ajo y aplicar sujetándolo con una gasa  al lunar.  Hacer esto cada noche; por 8 o 10 días hasta que el lunar se caiga solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *