Llega el verano y deseas tener una piel espectacular

Se acaba la primavera y llega el verano, oficialmente dejamos de usar chaquetas, bufandas o cualquier tipo de ropa de frio y sacamos nuestros trajes de baño. Aunque el verano se trata de sol y playa algunas mujeres pueden estar preocupadas por el hecho de tener una piel seca y lucir pálidas en ¡pleno verano! Debes tomarte el tiempo para mimar a tu piel, por lo tanto a continuación te presentamos los siguientes consejos.

1.- Reduce el consumo de las causas mas comunes de deshidratación, tales como el café, los refrescos el tabaco o el alcohol, además de beber mucho agua pura y fresca todos los días. Debes tomar al menos 2 litros de agua diarios.

2.- Presta atención a los ingredientes en los productos de belleza que utilizas. Evita las cremas o lociones que contengan químicos perjudiciales que puedan dañar la piel en un futuro. Antes de comprar un producto de belleza, como un limpiador en gel, crema hidratante o jabón de espuma, revisa la etiqueta para saber si tiene ingredientes de origen natural o vegetal. Elige los productos que estén libres de fragancias ya que esto reduce el riesgo de reacciones alérgicas.

3.- Hidrata tu piel con cremas para tener una piel suave, flexible y brillante. Busca por cremas hidratantes faciales y corporales que hidraten y nutran la piel. Elige productos con ingredientes benéficos como la manteca de karite, aloe vera, jojoba, coco y aceite de almendras. Mezcla suavemente la crema hidratante sobre tu piel en movimientos circulares, dejando que se asiente antes de aplicar maquillaje o vestirse.

4.- Aplica protector solar, ya que el daño solar puede resultar en lucir una piel manchada, arrugas u otros defectos. Aplica un protector con al menos 20 SPF y cubre toda la piel que será expuesta al sol. Aplica el protector solar en el cuello, hombros, brazos, piernas, cuello y espalda, además de proteger la delicada piel de la cara.

5.- Debes afeitarte con cuidado el área del bikini. Utiliza un gel para afeitar la zona y deja tus piernas en remojo en agua tibia durante varios minutos antes de afeitarte, esto sirve para que suavicen los bellos. Inmediatamente después de afeitarte debes aplicar una crema hidratante para evitar la resequedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *