Lamotrigina anticonvulsivante con aplicación en trastorno bipolar

El ingrediente activo Lamotrigina, es utilizado como fármaco anticonvulsivante  en tratamientos para  casos de epilepsia y trastorno bipolar. La acción de este componente está asociada a los canales de sodio, que actúan disminuyendo las sustancias excitatorias del Sistema Nervioso. La lamotrigina, es especialmente útil en los casos  de trastorno bipolar; donde la frecuencia está marcada por episodios depresivos. Una de las propiedades más resaltantes del fármaco es su efecto como estabilizador del humor. Por otro lado, es importante  como medicamento de uso psiquiátrico, vigilar sus efectos colaterales y valorar la relación Beneficio/daño.

Lamotrigina

Lamotrigina Propiedades y efectos colaterales

Antiepiléptico y estabilizador del humor

Como medicamento anticonvulsivo, la lamotrigina tiene buena tolerancia en casos de epilepsia de recién diagnostico; sea  con crisis parciales o generalizadas. Igualmente, es muy buena  la  reacción en  pacientes ancianos, con diagnostico reciente.

Asimismo, es efectiva para manejar casos de epilepsia con resistencia a otros fármacos  y; si las crisis parciales son  rebeldes y de difícil tratamiento.

Mientras que, si se analiza su aplicación como estabilizador del humor (eutimizante); es útil para atacar los episodios depresivos de pacientes con trastorno bipolar  y  cuadros  esquizoafectivos.  Donde la lamotrigina, parece estar entre los medicamentos con mayor fuerza terapéutica, para ser utilizado en fase de mantenimiento.

Mecanismo de acción de la lamotrigina

Indicación de la lamotrigina

El mecanismo de acción de la lamotrigina, está relacionada con el bloqueo de los canales de sodio, que dependen del voltaje. Logrando así, inhibir sustancias que alteran el sistema nervioso; regulando la recaptación de serotoninas y de las monoaminas; importante dentro del tratamiento de la depresión por Trastorno bipolar y la epilepsia.

Efectos colaterales y precaución con el fármaco

Dentro de los efectos colaterales más graves que pueden desencadenarse con la lamotrigina, está la posibilidad de presentar el síndrome de Stevens Johnson o Eritema Exudativo multiforme; pudiendo tener un carácter grave para la salud del paciente.

Otros efectos de este psicofármaco son:

-En Sistema Nervioso: Dolor de cabeza; agresividad; irritabilidad; temblor; agitación; somnolencia e insomnio.

-En tracto gastrointestinal: Nauseas; diarrea y; vómito.

– En piel, erupción o eritema.

-En sistema osteomuscular: Dolor articular y de espalda; perdida de densidad ósea; osteoporosis y osteopenia, estos últimos frecuentes si el tratamiento con lamotrigina es de larga duración.

Especial precaución si se va administrar lamotrigina, en los siguientes casos:

Evítese conducir maquinarias peligrosas y automóviles; ya que puede producir somnolencia y alteraciones visuales.

– Casos de Insuficiencia hepática y renal, debe ajustarse la dosis según sea el caso con vigilancia médica.

-Alerta con posible comportamiento e ideas suicidas y;

-Si hubiese hipersensibilidad al fármaco, suspender y consultar con su médico de inmediato.

Finalmente, recomendamos nuevamente en estos casos de psicofármacos, NO DEBE AUTOMEDICARSE.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *