La piel del futuro y los nuevos rayos X

Producir una piel artificial con propiedades muy similares a la piel humana y dar origen a nuevos rayos X con  la potencia de un láser y con aplicaciones médicas y dentales, entre otras, dos grandes desafíos  de la biomedicina, que lleva a los investigadores del Instituto Massachusetts Institute of Technology y a otros científicos,  a dar respuestas usando un elemento versátil y maravilloso, el grafeno.  

Piel Artificial, capaz de recuperar el sentido del tacto

Desde los la Universidad de Stanford, California, lograron elaborar una piel artificial con propiedades sensoriales táctiles, a través del uso de circuitos blandos  y sensores que imitan la sensibilidad humana.

Se hizo el estudio con ratones, para tratar de reproducir las cualidades sensitivas y funcionales de la piel de un ser vivo, llegando a la elaboración de sensores epidérmicos  de grafeno, derivado del carbono.

La piel electrónica  es una innovación que permitirá a las personas que  tienen alguna prótesis, recuperar la sensibilidad de su piel, eliminando en más del 80% la sensación del miembro fantasma, que aparece después de una amputación.

El trabajo sobre la producción de piel artificial con grafeno se proyecta con múltiples aplicaciones en la medicina, para incorporar sensores táctiles en la piel dañada  y extendiendo sus usos a la robótica.

Rayos X,  con potencia, versatilidad y bajo costo.

Para originar  rayos  X en la actualidad es necesario utilizar una gran cantidad de electrones  de alto contenido energético difíciles de producir. Los científicos del MIT, a través de una hoja bidimensional de  grafeno han logrado producir  unos elementos  llamados plasmones, aplicando un láser a esa superficie de grafeno.

Activando los plasmones, se puede provocar una fuerte radiación con una longitud de onda, que está en consonancia con los rayos infrarrojos que se utilizan tanto en las radiografías médicas como en las dentales, pero con mayor potencia y, que puede bajar sustancialmente los costos.

Destacan los investigadores la gran versatilidad de estos nuevos rayos, pudiendo ser utilizados igualmente en el área industrial, para el reconocimiento de grietas.

Estos estudios de producción de rayos X con grafeno, están aún en una etapa donde sólo se ha llegado a verificar la parte teórica de la investigación pero, con elementos disponibles para  el  modelaje  del fenómeno y en un futuro cercano hacer efectiva su aplicación, el cual se augura con gran éxito dentro del campo biomédico, el cuál será un gran aporte para la salud humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *