La Cúrcuma para trastornos menopaúsicos

La cúrcuma

Muchas mujeres prefieren alternativas de tratamiento natural para afrontar la menopausia; donde la cúrcuma es una de las plantas con mayores beneficios.

La cúrcuma, es un planta originaria de la India que tiene beneficios poderosos entorno al tratamiento de los trastornos menopaúsicos.  Es conocida por sus propiedades culinarias y produce un polvo amarillento que contiene su ingrediente activo, la curcumina. Científicamente se ha comprobado que tiene acción antioxidante; anticancerígena; antiinflamatoria; antibacteriana; antiviral  y antifúngica; un conjunto que beneficia diferentes trastornos menopaúsicos. Trastornos como vaporones; dolores en el cuerpo; osteoporosis; problemas cardiacos; infecciones vaginales y deterioro en el aspecto de la piel; pueden minimizarse con el uso de la cúrcuma.

Tratarnos menopaúsicos ¿Cuáles son los más frecuentes?

Tanto si los trastornos provienen del proceso natural de la menopausia o si aparecen posteriores a la aplicación de una histerectomía, sus efectos bajan sustancialmente la calidad de vida de la mujer. Los  trastornos menopaúsicos son consecuencia directa de cambios hormonales, provocados por la disminución de estrógenos en la mujer.

Estos cambios que ocurren en toda mujer  sobre los 50 años, o antes, en caso de histerectomía, son muy diversos. Dependiendo de cada mujer, los trastornos pueden ser más o menos fuertes;  pasar desapercibidos y a veces molestos e inhabilitantes.

Síntomas frecuentes que aparecen con la menopausia

Síntomas de la menopausia

Vaporones y sudor nocturno

Son los más frecuentes en toda mujer menopáusica, se dan en el 60 u 80% de los casos. Su aparición y fuerza es marcada mayormente en los dos primeros años de iniciada la menopausia.

Dolores generales en el cuerpo

Se presentan los famosos “achaques “, donde la mujer suele quejarse de dolores  de cabeza, en el pecho;  en los músculos o articulaciones, estos últimos provocados por la pérdida de masa  muscular y bajas sustanciales de niveles de calcio, que pueden deterioro de los huesos. Estos dolores además de molestos, suelen estar acompañados de problemas cardiacos;  pérdida de fuerza y aumento de riesgo de fracturas.

Infecciones  y resequedad vaginal

Se debe a la disminución pronunciada de los estrógenos. La resequedad vaginal,  puede ser un signo  benigno; o inicio de una posible vaginitis atrófica o tumor. Las infecciones de mayores incidencias son la candidiasis y las infecciones urinarias.

Osteoporosis

Este trastorno es uno de los que puede provocar lesiones o inhabilitación para realizar ciertos movimientos y por ende dar de baja en ciertas actividades. La osteoporosis o pérdida de masa ósea,  durante la menopausia, además debilitar el hueso aumenta el riesgo de fracturas. Esta puede prevenirse, con una combinación de  dieta  y ejercicio físico; que incluye suplementos como calcio y vitamina D.

Problemas Cardiovasculares

La menopausia trae consigo el aumento de riesgos cardiovascular, que incluye problemas venosos periférico, que incluye aparición de varices; problemas circulatorios a nivel arterial; hipertensión y un problema a veces fatal trastornos cardíacos o ataques al corazón.

Por estas razones es importante, marcar de nuevo factores de prevención:

-Dieta balanceada;

-Mantener consumo de alimentos naturales y coadyuvantes de la menopausia, como la cúrcuma;  Ging Seng y Don quai, que son estrógenos naturales;

– Régimen de ejercicios frecuentes y;

– Disminuir la cafeína.

Deterioro de la piel

El envejecimiento de la piel, es un proceso natural que se observa con mayor relevancia durante la post menopausia. Hay resequedad fuerte de la piel; empiezan a pronunciarse las arrugas; patas da gallo; colgamiento del ovalo facial, arrugas  en el cuello y manos entre otros signos; producto de  la disminución de la elasticidad y aumento de la flacidez mayormente en rostro; abdomen; muslos y brazos.

Los estrógenos controlan las funciones de los melanocitos, encargados de mantener la tonicidad de la piel. Provocando el descontrol y merma de la melanina, la aparición de manchas de la edad y los lentigos. La piel de las palmas de las manos y pies se hace más gruesa y se reseca.

Un remedio natural que puede ayudar mucho, en este trastorno de la piel es el uso frecuente de hidratantes naturales, como el aceite de coco.

¿Cómo actúa la cúrcuma  para disminuir los síntomas de la menopausia?

Trastornos menopausicos

Para  combatir la falta o disminución de estrógenos,  es frecuente la indicación de una terapia de reemplazo hormonal (TRH). Generalmente se indican estrógenos sintéticos; pero estas pueden traer consigo efectos secundarios adversos, entre ellos la potenciación del cáncer.

Muchas mujeres prefieren irse por las opciones del tratamiento natural, donde la cúrcuma en uno de las plantas con mayores beneficios en este sentido.

La propiedades son muy amplias: antioxidante; antiinflamatoria; antifúngica y antibacterial entre otras.

Las propiedades de la cúrcuma actúan  sobre  muchos de los trastornos menopaúsicos y que  explicamos a continuación brevemente

Alivia vaporones y la sudoración nocturna

Cerca del 80 % de la población femenina, en etapa menopaúsica sufre de vaporones o sudoración excesiva por las noches. Estos malestares provocan un calor enorme seguido de una sudoración excesiva; que aparece de forma intermitente, y puede acompañarse de palpitaciones. La cúrcuma por sus propiedades antioxidantes y fitoestrógenica, logra bajar este efecto.

Función fitoestrógenica

La cúrcuma tiene elementos metabólicos que imitan la actividad de los estrógenos corporales. Es un fitoestógeno una acción muy fuerte, por lo que es una buena alternativa como terapia de reemplazo hormonal natural; minimizando los riegos, ante muchas enfermedades  y malestares que pueden inducir la falta de estrógenos.

Calmante y analgésico

Esta planta también es conocida por sus propiedades antiinflamatorias,  relajantes y analgésicas naturales; que ayudan a calmar los dolores que se presentan de forma reiterada durante la menopausia; sean migrañas; dolores articulares o musculares. Hasta puede utilizarse para evitar los dolores postoperatorios.

La potencia analgésica de la cúrcuma, se considera mayor que algunos analgésicos farmacológicos.

Controla la ansiedad y la depresión

Es bien conocido, que la aparición de la menopausia generalmente está asociada con episodios de ansiedad y depresión.

Evento, que parece no estar asociado  directamente con los estrógenos. Pero si con sus efectos, como la falta de sueño y los vaporones; siendo la curcumina un antidepresivo natural muy efectivo para controlar el estrés ansiedad, la depresión.

Mejora salud cardiovascular

Las mujeres después de los 50s son propensas a sufrir de ataques  cardíacos y la baja de estrógenos induce un aumento de las arritmias en el corazón. La curcumina, protege de este tipo de enfermedad; pues ayuda a mejorar la circulación sanguínea por su propiedad antitrombotica  que disminuye el riesgo de arritmias; insuficiencia cardiaca y  ateroesclerosis.

Aumento de la densidad ósea

Experimentos han probado la efectividad de la cúrcuma para recuperar la densidad de los huesos; tanto en mujeres con menopausia natural y en casos de histerectomía. Debido a su  acción antioxidante y antiinflamatoria; tiene un carácter protector natural ante la posibilidad de artritis reumatoide; osteoporosis y  de la osteoartritis.

La cúrcuma además, tiene beneficios antifúngicos; anticancerígenos y actúa como inmunomodulador. Evitando las infecciones vaginales; previniendo el cáncer de mamás y elevando las defensas para protegerse ante diversas enfermedades propias de la vejez.

Una idea sobre “La Cúrcuma para trastornos menopaúsicos

  1. hola la informacion me parece muy buena pero necesito que me aclaren como se debe consumir, o sea como prepararla. por ejemplo para la flacidez vaginal.

    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *