Ketamina, antidepresivo sin efectos adversos

Nuevas avances científicos han logrado llegar a separar la ketamina, para producir fármacos antidepresivos sin los efectos adversos, entre ellos las alucinaciones, que suelen producir está droga. La ketamina que inicialmente tuvo un uso anestésico y analgésico dentro de la medicina, toma nuevos rumbos y toca el terreno psiquiátrico para actuar con un potente antidepresivo, capaz de actuar en menos de una hora, mientras que con otros fármacos, ver su efectividad puede ser tarea de meses. La nueva investigación a su vez, logra descartar el componente adictivo de esta sustancia.

En la actualidad  el uso de la ketamina, como droga terapéutica está  vetado en muchos países por sus propiedades adictivitas, por lo que lograr separar lo terapéutico de la misma, repercute satisfactoriamente en el campo fármaco-psiquiátrico. Será posible elaborar variedad de medicamentos usando su potencial antidrepresivo.

La ketamina y sus bondades psiquiátricas

Ketamina como antidepresivo

Estrés crónico y depresión, tendrán tratamiento de acción rápida

Producto de diferentes trabajos científicos en el área de la Medicina y especialmente el desarrollado recientemente por los investigadores la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, EEUU encabezado por Todd Gould, quien afirma que con la Ketamina será posible tratar con una acción rápida y efectiva pacientes de psiquiatría con, Estrés crónico y depresión, sin que ello implique tener efectos colaterales negativos o adversos.

Es conocido en el campo de la psiquiatría que el glutamato es el receptor responsable de la depresión, este receptor que se encuentra en el 80% de las neuronas cerebrales y que de ser posible su inhibición se puede controlar los casos de depresión. La investigación médica ha detectado que la Ketamina es un fuerte inhibidor  del glutamato.

El trabajo de investigación de la Universidad de Maryland, consistió en determinar cómo actúa la ketamina como antidepresivo, haciendo experimentaciones con ratones en laboratorio; evaluando diferentes sustancias químicas que se producen bajo descomposición de la ketamina. Logrando separar y estudiar un único metabolito que no tenían efectos adictivos, denominado hydroxynorketamine (NKH).

El próximo paso de esta investigación, que conlleva su aplicación de la Ketamina, a través de la evaluación del metabolito NKH, con acción antidepresiva en seres humanos, se espera con mucha confianza tengan un resultado semejante al de ratones de labotarorio, para su consecuente aplicación en la terapéutica psiquiátrica con la elaboración de nuevos fármacos, sin efectos colaterales negativos, como las alucinaciones.

Esta investigación proyecta una nueva tendencia en el campo psiquiátrico, cambiando no solo los fármacos antidepresivos sino las formas de atención del paciente con problemas psiquiátricos vinculados a la depresión, como pueden ser los intentos suicidas, estrés crónico o casos de bipolaridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *