Hieloterapia casera

La Hieloterapia casera, es una técnica que data de mucho tiempo atrás, usada mayormente como antiinflamatorio muscular. Quién no recuerda, cuando de pequeños ante una caída o golpe, nuestras abuelas nos colocaban un pedazo de hielo. La razón de colocar el trozo de hielo era calmar el dolor y evitar que la hinchazón. Hoy día esta terapia va más allá, está asociada con lo que conocemos como crioterapia o terapia del frío. La Hieloterapia casera tiene aplicaciones estéticas, como reductiva, reafirmante y desintoxicante; altamente recomendada para el cuidado facial y corporal.

Entre los beneficios que puedes aprovechar con la hieloterapia casera o crioterapia tienes:

  • Después de una rutina de ejercicios o entrenamiento, sumergirse en hielo ayuda a restablecer tendones, músculos, huesos y hasta nervios. Por lo que es especial, si eres deportista y tienes un trabajo que requiere caminar o hacer ejercicio corporal.
  • Mejora y activa la circulación sanguínea; ayuda a descender la temperatura corporal y actúa como un elemento vasoconstrictor. Estas propiedades de la hieloterapia, favorecen en caso de fiebre o lesión, para una rápida recuperación.

Un punto importante a tener presente para aplicar hieloterapia casera es controlar tiempo de exposición al hielo o agua helada. Esto para cuidar de no tener efectos adversos, como quemaduras en la piel.

Hieloterapia Casera, rápida y efectiva para múltiples problemas

Cuidado facial con hieloterapia

Rostro, ojeras, ojos y labios hinchados; hielo remedio casero infalible

El mejor remedio para eliminar ojeras y ojos hinchados es la hieloterapia casera. Las bolsas que suelen presentarse debajo de los ojos, arruinan cualquier maquillaje o look para una ocasión especial. Basta una compresa fría o cubitos de hielo en una bolsa y colocarla por unos 5 minutos sobre los ojos.

Funciona también como terapia al frío, las bolsas de té o manzanilla, colocadas en el refrigerador. Luego, puedes aplicarlas sobre los párpados por varios minutos para desinflamar esta área, actuando como remedio infalible.

También se aplica hielo sobre el rostro como tonificante y reafirmante de la piel, haciendo que tenga propiedades antiedad. Su uso frecuente evita aparición de arrugas y colgamiento de la piel, especialmente sobre el mentón y papada. Además ayuda tapar los poros y refrescar el rostro.

En caso de labios agrietados o inflamados, pasar un cubo de hielo como terapia, los calma y deshinchan rápidamente.

Cansancio, flacidez o celulitis en piernas y abdomen

Hieloterapia casera

La acción de la hieloterapia casera, ofrece ventajas ante cansancio muscular, venas dilatadas. Flacidez de la piel o celulitis localizada.

Piernas y abdomen las grandes favorecidas con esta terapia, pues es allí donde se localiza con mayor frecuencia la celulitis. Igualmente son dos áreas que tienden a aflojarse debido a la flacidez, o las bajas de peso frecuentes. La hieloterapia casera ayuda a reafirmar la musculatura y a moldear el cuerpo, acompañando tratamientos de adelgazamiento.

Receta de hieloterapia para piernas y abdomen, para aplicar 2 o 3 veces por semana. Usar una o varias bolsas de hielo en cubos, o compresas fría del congelador. Colocarlas en abdomen y piernas, en áreas de mayor flacidez por unos 15 minutos; descansar y repetir 1 vez más.

En caso de pies cansados o hinchados, sumergirlos por 10 minutos en una bandeja de agua fría con cubos de hielo. Esto hará que mejore la circulación y se descongestiona rápidamente.

IMPORTANTE: Para la aplicación de esta terapia, ciertas restricciones aplican, entre ellas personas con cardiopatía; hipotiroidismo o problemas vasculares. En estos casos no es recomendada la hieloterapia casera corporal extensa, pero sí se puede aplicar en zonas focalizadas.

Una idea sobre “Hieloterapia casera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *