Guía básica para la piel seca

La aspereza de una piel seca es tan solo una de las cosas con las que debe lidiar una persona que tenga un cutis de este tipo, pues cuando esta situación se presenta son en realidad muchas y variadas las posibles complicaciones.

Saber manejar una piel seca es un proceso que requiere además de mucha información una constancia en todas las rutinas de limpieza facial que se decidan llevar a cabo para poder controlar ese déficit de humedad tan marcado que suele llegar con ella.

La sensibilidad y la tendencia a un envejecimiento prematuro más marcado son puntos fuertes que deben ser controlados con bastante atención para procurar que a pesar de todo exista un estado saludable para la piel.

Te presentamos entonces una especie de guía básica para la piel seca con la que puedes llevar una vida normal y alejarte definitivamente de la posibilidad de maltratar aun más.

Guía básica para la piel seca

  • Al lavar tu rostro es recomendable utilizar agua templada y nunca utilizar jabones de tocador debido a que sus ingredientes son bastante dañinos para este tipo de piel, opta por aquellos que son nutritivos.
  • Para secar tu piel basta simplemente con dar ligeros golpecitos, nunca pasar la toalla directamente.
  • Aplicar un producto humectante por lo menos dos veces al día consigue mantener un equilibrio adecuado en la piel.
  • Aunque muchos no están de acuerdo con las exfoliaciones para la piel seca, la verdad es que no hay nada de malo con realizarlas ocasionalmente para controlar las posibles impurezas.
  • Las lociones o geles para el rostro a base de alcohol deben ser evitadas por completo.
  • La protección solar es algo fundamental, de igual forma el maquillaje debe contener también  este tipo de apoyo.
  • El uso de mascarillas nutritivas es una excelente idea para ayudar a suavizar un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *