Gentamicina: Diferentes usos y presentaciones

La Gentamicina, es un antibiótico de  amplio espectro con diferentes presentaciones, para uso parenteral, oftálmico y, en forma de crema para la pielAunque se ha determinado que  es un antibiótico que actúa deteniendo el crecimiento bacterial (aminoglucósido), por alteraciones en la síntesis de las proteínas;  también es neurotóxico y toxico renal. Entre las enfermedades y bacterias sensibles a este fármaco están las Gram negativas aerobias, como ejemplo: infecciones abdominales o gastrointestinales (por enterobacter); infecciones urinarias (por Eschericha Coli); infecciones en la piel (por Estafilococos áureos o epidermis) y; casos de  infecciones en los ojos, afectando distintas partes, por ejemplo la conjuntivitis bacteriana o infección sólo en los párpados.

Gentamicina

Usos de la Gentamicina

Infecciones abdominales, gastrointestinales y genitourinarias

La Gentamicina está particularmente indicada para el tratamiento de infecciones Gram negativas aerobias y; las producidas por estafilococos.  Entre las infecciones que más frecuentes tratadas con Gentamicina  encontramos: Infecciones abdominales y gastrointestinaes; infecciones biliares; genitourinarias e; infecciones que tocan huesos; partes blandas o piel.

También, este antibiótico de amplio espectro sirve para tratar otras infecciones, como: conjuntivitis bacteriana; meningitis; neumonía, quemaduras, entre otras.

Contraindicaciones

La principal contraindicación para la administración de la Gentamicina, es la hipersensibilidad al componente activo o; a cualquier antibiótico del tipo de los aminoglucósidos.  También, está contraindicado en aquellas personas con antecedentes de daño renal.

Recordar que los efecto alérgicos de este tipo de antibiótico, pueden ser severos por lo que es importante, NO AUTOMEDICARSE; estar alerta y con vigilancia médica ante cualquier signo o síntoma alérgico que se presente  durante su administración, especialmente si el uso es de tipo parenteral.

Diferentes presentaciones, según el uso

Formato parenteral de la Gentamicina

Para la presentación parenteral de la Gentamicina, sea intravenoso o intramuscular; si se usa para adultos es recomendable administrar 3 dosis por día, inyectando  entre  5 y 6 mg/kg, en infecciones graves. Mientras que para, problemas  de infecciones menos severas, basta con administrar las mismas 3 dosis, solo con 3 o 5 mg/kg; cada 8 horas, siempre con vigilancia médica.

Para recién nacidos, menores de 1 semana  la dosis será distanciada cada 12 horas, usando de 4 a 5 mg/kg. Si fuesen lactantes de más de 1 semana, aplicar dosis de entre 6 y 7 mg/kg  cada 6 u 8 horas.

Asimismo, ajustar la dosis si se aplica a niños mayores; siempre bajo prescripción y vigilancia médica; atendiendo a la gravedad de la infección que se desea atacar.

Crema tópica y oftálmica

El uso de la Gentamicina, en su presentación de crema tópica al 0,1%, está indicada para deferentes tipos de infecciones cutáneas, entre ellas: Dermatitis eczematosa; psoriasis con pústulas;  dermatitis seborreica o por contacto; infecciones por quemaduras superficiales; forúnculos; picaduras de insectos y; otras infecciones por gérmenes sensibles al ingrediente activo.

La posología en general, de la gentamicina tópica es aplicar sobre la piel afectada 3 o 4 veces x día.

En cuando a la versión, Gentamicina oftálmica (0,3%), es utilizado como antimicrobiano y antiinflamatorio en forma de gotas o ungüento. Ésta es usada en infecciones bacterianas oculares tales como: conjuntivitis; queraconjuntivitis (incluye cornea y conjuntiva) ; dacriocistitis (afecta el sacro lagrimal); queratitis (infección en cornea) o; infecciones a nivel de párpados(blefaritis).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *