Fosamax, para evitar fracturas y la osteoporosis en la mujer

Fosamax es un medicamento que evita el desgaste óseo, que conduce a la osteoporosis, especialmente en la mujer, durante la postmenopausia. También, fortalece los huesos evitando posibles fracturas; por debilitamiento o fragilidad de los mismos. Especialmente, para fortificar el área de la columna y cadera, donde pueden provocarse fracturas por compresión. Fosamax, nombre comercial del fármaco, que contiene  una sustancia conocida como ácido alendrónico  o alendronato sódico y se encuentra en presentación sencilla en comprimidos y; como  Fosamax Plus, que  contiene ácido alendrónico  y; además colecalciferol (Vitamina D) (70 mg/ 70 mg), que promueve el  engrosamiento y  mineralización de los huesos.

Osteoporosis y FOSAMAX,   en mujeres postmenopáusica

Fosamax

Mayor riesgo de fractura en cadera y columna

Es bien conocido y sustentado por estudios científicos y reportados por informes de la OMS, el riesgo eminente de descalcificación en la mujer, después de la menopausia. Proceso que conlleva  a lo conocemos como osteoporosis, que se caracteriza por la pérdida de calcio y minerales en el hueso, por ende su debilitamiento; con el peligro eminente de fractura.

Estudios reportan que las fracturas por osteoporosis, pueden darse a cualquier nivel del cuerpo. Aunque, la frecuencia está marcada en la columna; cadera y muñecas, después de los 60 años de edad.

Entre los factores de riesgo de osteoporosis reportados por la OMS y mencionadas por la AEEM de España están: Sexo femenino, la edad, mayor de 60 años; factores hereditarios y antecedentes de facturas previas.

Así, el Fosamax  se utiliza como tratamiento, de algunos tipos de desgaste o pérdida de masa ósea, lo que llamamos osteoporosis.

Pero, de forma simultanea el fármaco ayuda al aumentar la densidad del hueso, haciéndolo más fuerte y; bajando el riesgo de fractura, que es mucho mayor en la mujer después de los 50s

Modo de uso – ácido alendrónico

El ácido alendónico o FOSAMAX, debe administrarse bajo estricta indicación médica, para evitar efectos secundarios no deseados.

Generalmente, se recomienda el uso semanal del FOSAMAX, seleccionando el día de la semana más cómodo y fácil de recordar, según sus actividades.

Se debe administrar en las mañanas la dosis indicada por su médico; antes de consumir alimentos, bebidas  u otro fármaco. Ingiera la pastilla con medio vaso de agua, sin masticar ni chupar la misma.

Se recomienda, mantenerse de pie o caminar durante la siguiente media hora. Y sólo recostarse, cuando haya desayunado, después de ese lapso.

Efectos secundarios del fármaco

Mencionaremos solo los efectos más frecuentes que pueden darse con el uso del ácido andrónico( Fosamax); aunque ante cualquier cambio o reacción adversa debe consultar con su médico rápidamente.

Estos efectos son: nauseas; dolor de estómago; diarrea o flatulencias. Aunque existen otros efectos graves, que debe informar inmediatamente al médico, estos son: Dolor mandibular y; en el oído; heces fecales negras; inflamación, a nivel de pies, manos, articulaciones y tobillos; aumento de intensidad del dolor de los huesos, cadera; ingle o muslos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *