Fiebre reumática síntomas y tratamiento

Fiebre reumática

La fiebre reumática originada por la artritis reumatoide, es la más frecuente; la estadística mundial, hace referencia a que 3 de cada 4 casos tienen este origen.

La fiebre reumática es un proceso inflamatorio que suele presentarse en casos de faringoamigdalitis o por efecto de una cirugía oral; y es causada por una infección bacteriana con estreptococos. El grupo con mayor riesgo de contraer la enfermedad está entre los 5 y 15 años de edad; aunque también puede darte en adultos y niños menores. Entre los síntomas que pueden presentarse están: fiebre recurrente; alteración cardíaca; inflamación de nervios y articulaciones; aparición de nódulos bajo la piel; movimientos incontrolables en manos y pies; entre otros. Para el tratamiento de la fiebre reumática, además del reposo, suelen indicarse fármacos antiinflamatorios; esteroides y diuréticos.

Síntomas de la fiebre reumática

Síntomas de la Fiebre reumática

Afectación en articulación, corazón y nervios

La fiebre reumática es un síndrome, en el cual además de presentarse cuadros febriles recurrentes, mientras dura la enfermedad. El tiempo de desarrollo de la enfermedad, está entre 15 días y un mes; en el cual suelen aparecer signos y síntomas específicos, entre ellos:

  • Fiebre; en niños menores de 2 años suele estar sobre los 38⁰ C y en mayores de 2 años, cerca de 40 ⁰ C;
  • Dolor e inflamación en articulaciones (artritis); en el pecho; estómago y dolor de garganta:
  • Nódulos, bajo la piel; especialmente a nivel de muñecas; codos; rodillas y tobillos;
  • Afectación cardiaca; palpitaciones; arritmias e inflamación de diferentes capas del corazón; presentándose con cansancio y dificultad respiratoria; es el síntoma de mayor gravedad y puede, dejar secuelas y hasta causar la muerte;
  • Erupción e inflamación cutánea; mostrándose zonas enrojecidas, sin picazón pero que tiende a extenderse;
  • Movimientos involuntarios en el rostro y extremidades, síndrome conocido como corea de Sydenham o mal de San Vito; suele ser un síntoma pasajero y causa dificultad para caminar; escribir o comer y; está asociado con la inflamación de los nervios.
  • Arranques violentos de llanto o risa; sin causa aparente.

Tratamientos y cuidados de la fiebre reumática

Aplicación de antipiréticos; antiinflamatorios y esteroides acompañado de reposo

Generalmente los casos de fiebre reumática; previa revisión médica de corazón; piel y articulaciones; suele colocarse el tratamiento según la sintomatología y el agente causal. De ser del tipo bacteriana; indudablemente además de los antipiréticos; analgésicos y antiinflamatorios; corresponde la respectiva dosis de antibióticos.

Si existiese afectación cardíaca, el tratamiento es probable se alargue por mucho más tiempo y a veces de por vida. Para estos casos se usan esteroides y particularmente los corticosteroides y los diuréticos.

En resumen, el tratamiento para la fiebre reumática toca 4 aspectos básicos: Reposo; detención de la infección bacteriana; tratamiento cardíaco y atender el cuadro agudo de la enfermedad y sus síntomas. Esto último, implica estar pendiente de bajar la fiebre con antipiréticos; indicar calmantes y antiinflamatorios para eliminar la hinchazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *