Exfoliante de almendra reparador y humectante


Las almendras y su aceite, son conocidos por sus propiedades emolientes e hidratantes; propiedades que puedes aprovechar y usarlos para preparar un exfoliante de almendra corporal o para los labios. Como parte de su composición las almendras son ricas en ácido fólico; vitaminas A, B3 y E; además, de un alto porcentaje de aceite oleico y linoleico; por lo que  sus propiedades son esencialmente reparadoras y humectantes. Esta especialmente recomendado para las pieles secas y  sensibles.  Te estaremos ofreciendo 2 recetas caseras de exfoliantes; una para los labios maltratados o resecos y; otra, un exfoliante de almendra para el cuerpo.

Exfoliante de almendra para el cuerpo- calmante y humectante

Receta casera  de exfoliante de almendra

Beneficios: Tanto las almendras  en pasta  como el aceite de almendra,  tienen propiedades nutritivas, calmantes y suavizantes que coadyuvan a la limpieza. Además, se absorbe con gran facilidad en la piel, por lo que es usado frecuentemente, mezclado con otros aceites esenciales.

Aunque usando las almendras trituradas finamente y mezcladas con un poco de miel, es suficiente para preparar un exfoliante de almendra suave. Hemos querido, darte a conocer una receta con más fortaleza, para beneficio de todo nuestro cuerpo. Especialmente para exfoliar el rostro, las manos, codos, rodillas y pies.

En este caso, aprovechamos las propiedades que tienen la avena; la manzanilla y la lavanda, para  reforzar el poder de la almendra y sus aceites; para tener una piel sedosa y dócil.  

Ingredientes

Almendras crudas (1/4  taza) (o 2 cucharadas de harina de almendras)- exfoliante

Harina de avena (4 cucharadas)- exfoliante;

Maicena ( 1 cucharada) (opcional)

Flores de manzanilla  (1 cucharada o  el contenido de 1 sobre de té)- calmante y desiinflamatorio

Aceite de almendras dulces ( 2 cucharadas) – emoliente y suavizante

Extracto de lavanda (5 gotas) y Aceite de lavanda (1 cucharadita) Calmante

Preparación y modo de uso

Triturar finamente las almendras crudas con ayuda de un procesador  de alimentos, hasta que quede cernida. En un recipiente incorpore todos los ingredientes y mezclar hasta formar una pasta granulada fácil de untar. Puedes conservar la mezcla, en un recipiente de vidrio dentro del refrigerador, por varios meses.

Para usarla, basta aplicar en las mañanas o,  a la hora del baño; una pequeña porción (1/2 cucharadita aprox.) sobre la palma de la mano; con 2 ó 3 gotas de agua; frotar suavemente y aplicar en la piel húmeda; con pequeños masajes para lograr la exfoliación. Retirar el exfoliante de almendra con agua tibia; con ayuda de un paño húmedo. Finalmente, enjuaga con agua fresca  o rocía la piel con agua fría.

Exfoliante labial de aceite de almendra; azúcar morena y miel de abejas

Exfoliante labial

Tratamiento para labios secos o maltratados

Ingredientes

Aceite de almendras (1 cucharadita)

Azúcar morena (½ cucharadita)

Miel de abejas (1 cucharadita)

Aceite esencial de menta (1 gota- opcional)

Preparación: En un recipiente de vidrio, mezcle el aceite de almendra y la azúcar morena; hasta que se fusionen completamente. Luego, incorpore la miel de abejas y la menta. Reserve el exfoliante de almendra, en un lugar seco y fresco para el uso frecuente.

Modo de uso: Aplicar sobre labios una pequeña cantidad del exfoliante y frotar suavemente por 10 o 15 segundos. Finalmente retire el exfoliante con agua tibia y una toallita o paño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *