Erupciones cutáneas comunes en la niñez ¿Cómo tratarlas en casa?

Las erupciones cutáneas, son padecimientos que, en la mayoría de los casos, suelen aparecer durante los primeros años de vida. Sin embargo, para poder identificarlos con facilidad y remediarlos a tiempo, es necesario conocer con total certeza sus síntomas. Aun así, teniendo en cuenta, que el diagnostico debe ser emitido principalmente por un médico o especialista; en este apartado buscamos aclarar dudas, para ayudarte a evitar futuras complicaciones en el pequeño.

Erupciones cutáneas comunes en la niñez

Erupciones cutáneas comunes en la infancia

Sarampión

Los síntomas de esta enfermedad inician con tos, estornudo, malestar en la garganta, fiebre entre 39 y 40º C y ojos irritado. Entre el segundo y cuarto día de padecimiento, luego de haber manifestados los primeros síntomas, comienza a presentarse la erupción cutánea.

Generalmente, el sarampión se caracteriza por la aparición de puntos rojos en la cara primeramente; luego se prolonga hacia el tronco, los brazos y las piernas. Asimismo, con el paso de los días, estos puntos suelen aumentar su tamaño y es un síntoma que tiende a persistir por casi una semana.

Para aliviar el malestar causado por esta enfermedad desde casa, se recomienda mantener reposo en cama, utilizar correctamente los fármacos prescritos por el médico, bañar al niño con agua tibia y por últimos, utilizar una loción para calmar la comezón.

Varicela

La varicela, es otra de las erupciones cutáneas más comunes que aparece durante la niñez.. Esta enfermedad se manifiesta con puntos rojizos en la cara, pecho y piernas, provocando mucha comezón en el paciente. Dichos puntos, se convierte en ampollas que posteriormente se revientan y forman costra.

Para reducir la comezón ocasionada por este padecimiento, es preciso bañar al niño cada cuatro horas; agregar al agua un poco de bicarbonato de sodio. Asimismo, es recomendable aplicar una loción para calmar la comezón y cortarle las uñas al pequeño para evitar que se rasque. En caso de aparecer ampollas en la boca, evitar los cítricos y cambiar la alimentación a una dieta blanda.

Roséola

Este virus suele afectar a niños comprendidos entre los seis meses y tres años de edad. Los primeros dos o tres días, se evidencian síntomas de fiebre; luego la temperatura disminuye y aparece una erupción en el cuello y el tronco. El sarpullido puede durar unas cuantas hora, sin embrago, puede perdurar varios días.

Finalmente, en cuanto a los cuidados que se deben realizar en casa, es conveniente realizar baños de esponja y agua tibia; para descongestionar la piel para ayudar a disminuir las molestias causadas por la fiebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *