Eritema nodoso causas y tratamiento

Eritema nodoso

El eritema nodoso es una alteración de la piel asociado a procesos infecciosos o inmunológicos.

Ente las características más resaltantes  del eritema nodoso están: el enrojecimiento e inflamación de la piel con  aparición de quistes o nódulos dolorosos. Asimismo, suelen estar acompañados estos signos con síntomas como fiebre; dolores articulares; malestar general y dolor de cabeza. Estas lesiones son producto de un problema vascular o vasodilatación exacerbada debido a una fuerte irrigación sanguínea; pero el origen de fondo muchas veces es desconocido. Son frecuentes en casos de enfermedades infecciones como la tuberculosis; hepatitis B  y  faringitis estreptocócica  o amigdalitis. También, en cuadros autoinmunes en enfermedades como leucemia; lupus eritematoso sistémico  y linfoma.

¿Qué es el eritema nodoso?

Es un tipo de inflamación que  se presenta en secciones de la piel donde se localiza la parte grasa. Se registra esencialmente en la parte frontal de las piernas, debajo de las rodillas. Se observan como nódulos o quistes dolorosos, varía de tamaño, como una moneda chica o grande.

Nódulos o quistes doloros

Al comienzo, su coloración es enrojecida brillante, luego al cabo de semanas se torna opaca y con la piel arrugada, donde estuvo la lesión. Aunque suele ser pasajero, también  raras veces puede durar años en casos de enfermedades de base.

Causas del eritema nodoso y tratamiento

Causas

El eritema nodoso  puede aparecer por causa de una enfermedad subyacente o alguna condición médica nada evidente. Entre las enfermedades que reportan aparición del eritema nodoso están:

  • Tuberculosis; faringitis estreptocócica o amigdalitis;
  • Hepatitis B;
  • Enfermedades fúngicas;
  • Enfermedades intestinales inflamatorias, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa;
  • Monocucleosis infecciosa o enfermedad del beso ( de la familia del herpes);
  • Medicamentos vinculados a la sulfa, estrógenos o píldoras anticonceptivas;
  • Durante el embarazo, entre otras causas.

Tratamiento para el eritema nodoso

Es usual que pacientes con eritema nodoso  presenten la enfermedad sólo por un tiempo limitado. Por lo que el tratamiento a aplicar es a base de medicamentos para controlar los síntomas; frecuentemente, se indican antiinflamatorios no esteroideos, como el naproxeno. Esto acompañado de reposo médico y otros cuidados;  como aplicación de compresas frías y elevación de las piernas.

Algunas recomendaciones

En los casos del eritema nodoso por alguna enfermedad autoinmune, como el lupus eritematoso, los cambios en la forma de vida y la mejora de los hábitos alimenticios, puede favorecer en gran medida.

Así, para estos pacientes se recomienda:

– Eliminar el alcohol; café; azúcar y bebidas carbonatadas;

– Evitar carnes rojas y consumir pescado como el salmón; atún y sardinas;

– Consumir algas verdes y marrones; frutas verdes, frescas o ricas en batacaroteno; como la zanahoria, acelgas y espinacas; aceite de oliva o de Lino; entre otros;

– Practicar ejercicios frecuentemente, es especial el Yoga;

– Aplicar hidroterapia con terapia de contraste agua fría y caliente;  para ayudar a relajar y aliviar los síntomas del eritema nodoso, como el dolor de las articulaciones y mejorar la circulación periférica;

Igualmente,  se puede ayudar usando plantas medicinales como analgésicos y antiinflamatorios naturales como: el jengibre; la cúrcuma y  el Harpagófito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *