Encías inflamadas y 5 curas con remedios naturales

Encías inflamadas

Entre los problemas más frecuentes en nuestra boca están las encías inflamadas o gingivitis como también se le conoce.

Esto es un signo que suele aparecer detrás de muchos trastornos bucales, mayores a la simple inflamación; entre ellos: la periodontitis; caries; prótesis y ortodoncia, entre otros. Pero generalmente esta inflamación, está acompañada de otros trastornos como el dolor; el sangrado o el sarro; que delatan una enfermedad dental y que pueden requerir la atención odontológica urgente, más allá de atacar sólo la hinchazón. En atención a estos problemas bucales,  tratamos de ayudarte con 5 remedios naturales; que no sólo curan las encías hinchadas, sino que evitan que aparezcan síntomas  más fuertes, como el sangrado o el dolor.

Encías inflamadas; causas y factores de riesgo

En caso de los problemas bucales, la mejor recomendación siempre es la prevención, por ello siempre el llamado constante a,  cuidar la higiene bucal ante todo. Puesto que la falta de higiene, es una de las principales causas que provoquen las encías inflamadas.

De agravarse el problema bucal, más allá de la gingivitis; que cursa posiblemente también con dolor y sangramiento en las encías; puede detonar en una periodontitis. La periodontitis, es un estadio mucho más avanzado de la enfermedad bucal,  que puede causar que la dentadura se afloje y se caiga.

También es posible tener una infección de las encías,  por bacterias; virus u hongos, que mostrarían encías inflamadas. Igualmente en caso de diabetes; problemas cardíacos o anemia, entre otros.

Factores de riesgo.  Entre los más usuales están:

  • Algunas enfermedades: Diabetes; SIDA o Cáncer;
  • Personas fumadoras;
  • Factores genéticos;
  • Ciertos fármacos, que bajan el flujo de saliva o favorecen el crecimiento del tejido de las encías.

5 remedios naturales para tratar encías inflamadas

Remedios para encías inflamadas y sangrantes

Para inflamación y sangrado de las encías- 3 Recetas caseras

GEL DE ALOE VERA

Es uno de los productos más populares y fáciles de usar, particularmente  en caso de las encías inflamadas y sangrantes.  Esta maravillosa planta se conoce por sus cualidades cicatrizantes; que ayuda a contrarrestar  la infección y la inflamación.

Basta tomar una espiga de Áloe Vera y extraer el gel del interior; este es  viscoso y trasparente. Tomar una gasa o trozo de tela de algodón; empaparlo con el gel obtenido de la espiga y;  masajear las encías inflamadas. Repetirlo varias veces al día, hasta reducir la hinchazón y detener el sangrado.

JENGBRE y SAL

En caso de  tener las encías hinchadas y con sangramiento,  un estupendo remedio casero analgésico y  antiséptico; es una pasta hecha con jengibre rallado finamente, un poco de sal y 1 cucharadita de agua. Aplicar la pasta sobre las encías, dejar actuar por unos minutos y enjuagar.

HOJAS DE LIMÓN

La planta de limón tiene fuertes propiedades antihelmínticas; astringentes y antisépticas; lo que propicia la eliminación de hongos; bacterias y otros organismos infecciosos, que pueden alojarse en el cuerpo y especialmente en la boca.

Es utilizado para sanar heridas; como anestésico dental  y como remedio contra el dolor de muela. Para ello, es suficiente con hervir ½ litro de agua con 5ó 6  hojas de limón. Dejar reposar  y colar; para usar el agua como enjuague bucal.

2 Remedios para tratar  encías inflamadas y adoloridas  

Remedios naturales para las encías

ENJUAGUE BUCAL DE MENTA

La menta es una planta con propiedades antibacterial, analgésicas y antiinflamatorias que puede ayudar a mantener la  salud bucal, especialmente sanar las encías inflamadas y adoloridas.

Una práctica receta, para un enjuague bucal de menta: Colocar 5 hojas de menta fresca  en ¼  litro de agua; hervir por 15 minutos y dejar reposar. Luego refrigerar por 10 minutos y estará listo el agua de menta para enjuagar la boca; tratando de mantenerla dentro de la cavidad bucal por 2 minutos, para refrescar  e impregnar las encías.

Se recomienda hacer el enjuague bucal después de cada comida y del cepillado; también, antes de dormir.

ACEITE DE CLAVO

El principio activo del aceite de clavo, llamo eugenol tiene fuerte poder antiséptico; anestésico y calmante para el dolor. Su aplicación es muy sencilla, puedes hacerlo humedeciendo la yema de los dedos o con un hisopo aplicar  frotando las encías. Importante: Aplicar sólo la zona afectada, pues puede anestesiar también la lengua si  pones en contacto el aceite con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *