EMICIZUMAB tratamiento en casos de hemofilia A

EMICIZUMAB, con la marca HEMLIBRA de la firma farmacéutica ROCHE; hace poco tiempo fue aprobada por la FDA como tratamiento en casos de hemofilia A. La hemofilia A es un trastorno o enfermedad genética asociado a hemorragias espontáneas, por deficiencias en la coagulación. Aunque, hay muchos estudios entorno a este trastorno; el EMICIZUB es el primer fármaco en su tipo para el tratamiento específico de este mal. La acción del EMICIZUMAB, y específicamente de la HEMLIBRA la marca comercial activa factores IXa y X, supliendo la deficiencia del factor VIII; indispensables para normalizar la coagulación sanguínea. En consecuencia, los efectos del mismo por deficiencia del factor VIII hacen que los sangramientos disminuyan en cantidad y en frecuencia; aportando calidad de vida  a estos pacientes. En cuantos a los efectos adversos, son con frecuencia localizados en la zona de la inyección; dolor de  cabeza y de tipo óseo (articulaciones).

EMICIZUMAB

¿Qué es la hemofilia A? – síntomas y tratamientos

Sangrado frecuente y repentino, con especial afectación en codos, rodillas y tobillos

La hemofilia A, es la que tiene una causa genética, vinculada trastornos en los genes en los factores VIII y IX, ubicados en el cromosoma X y; son proteínas responsables directas del proceso de coagulación sanguínea.

Los síntomas más relevantes de la hemofilia A son: Moretones o sangrados frecuentes y repentinos; aunque en la mayoría de los casos no se evidencian síntomas sino hasta que la persona se hace una herida; se somete a una cirugía o llega a tener algún traumatismo.

Las zonas más sensibles frente a la enfermedad son: rodillas, codos y tobillos; pero, igualmente puede lesionar órganos internos.

En cuanto a los tratamientos para la hemofilia A, son hasta ahora preventivos; específicamente recién la FDA de los EEUU, ha aprobado un fármaco cuyo ingrediente activo es el EMICIZUMAB, de anticuerpos monoclonales, conocido como HEMLIBRA; que contiene inhibidores para esta enfermedad.

Uso terapéutico del EMICIZUMAB en la hemofilia A

Disminuye los episodios de hemorragias

Este fármaco actúa como terapia protectora o preventiva para la hemofilia, tipo A (genética); se administra vía parenteral (subcutánea); con dosis recomendada de una vez a la semana.

Por otro lado, sobre el uso terapéutico de HEMLIBRA o HEMICIZUMAB, estudios revelan que puede alcanzar una disminución de hasta 87%,  los eventos hemorrágicos de la enfermedad; tanto en niños como en adultos. Mientras, que un 80%, de los que reciben  el fármaco, tienden a mejorar significativamente,  en cuanto a la  cantidad de sangrado de cualquier tipo y; un 92% de los casos, de los tipo espontáneos.

Los inhibidores, son anticuerpos  que el cuerpo activa a través del sistema inmune  para bloquear la eficacia del factor VIII, responsable de controlar las hemorragias. Pero, en los hemofílicos esta capacidad  de desarrollar inhibidores aumenta y; por ello la necesidad de usar  anticuerpos; por ejemplo el HEMLIBRA  que ayuden a bloquear esta inhibición.

Efectos adversos del EMICIZUMAB

En general, el EMICIZUMAB tiene buena tolerancia con pocos efectos adversos. Los efectos más frecuentes reportados en las investigaciones están vinculados al área de la inyección, dolor o inflamación. También, se observaron dolores de cabeza y malestar en las articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *