Medidas y cuidados para el pie de atleta

El pie de atleta se caracteriza por lesiones cutáneas producidas por efecto un hongo  dermatofito o levadura en el área de los pies, es denominado también por los especialistas como tiña podal. Para evitar la infección por este tipo de hongos, es esencial la higiene personal y atender particularmente los cuidados propios del pie de atleta para prevenir una posible reinfección.  Es común que la infección de aloje entre los dedos, uñas  y planta de los pies, pero también puede extenderse a otras áreas, como palma de las manos, la ingle u otras partes del cuerpo.

Pie de atleta, medidas y cuidados

Es importante no sólo el tratamiento para sanar las lesiones,  sino los cuidados preventivos vinculados a la infección del pie atleta para prevenir la aparición de hongos, ya que es una micosis altamente contagiosa y que puede  infectarse por contacto directo o roce con ropa, pisos u objetos contaminados.

Pie de atleta, síntomas y tratamiento

La infección o micosis del tipo pie de atleta, cursa con síntomas como  picazón y escozor en los pies, ardor, prurito y descamación, en las zonas más húmedas y cálidas del pie, entre los dedos, uñas y la zona plantar del pie. Si el hongo llega a las uñas puede llegar a causar perdida de color en las uñas, incluso puede llegar el caso en que las uñas se desprendan.

Como tratamiento para este tipo de hongos en los pies, está indicado el tratamiento con antimicóticos,  particularmente el uso de Clotrimazol en crema  o loción tópica. También es frecuente buscar  remedios caseros para el pie de atleta como: untar una crema de ajo natural, por su acción fungicida ó sumergir los pies en vinagre de manzana, por ½ hora.

Medidas y cuidados preventivos para el pie atleta

Pie de atleta

Existen medidas preventivas de higiene personal y  cuidados  que hay que aplicar en casos de infección del pie de atleta, especialmente en la época de verano donde es más frecuente la aparición de este hongo en el pie. Veamos las más relevantes:

Medidas para evitar la aparición del hongo de pie de atleta

  • Lavar y secar los pies. Usar agua y jabón y una toalla de uso personal, para mantener los pies secos e higiénicos.
  • Usar zapatos o chanclas para el baño. Que sirven de aislante de bacterias que suelen alojarse en los baños, especialmente en los públicos y áreas de las piscinas.
  • Usar calcetines de algodón absorbentes de humedad. Especialmente si se usa zapato deportivo, para aislar la humedad de los pies y evitar un ambiente ideal para la proliferación de bacterias y hongos. Puedes buscar los calcetines coolmax en tiendas deportivas, que son de alta transpirabilidad.

Cuidados del pie de atleta

  • Mantener control de la humedad o resequedad de los pies, usando zapato con buena respiración, especialmente sandalias. En caso de humedad, usar un polvo antimicótico y si por el contrario los pies están resecos optar por la crema antimicótica que le proporciona la hidratación necesaria a los pies.
  • Atender áreas particulares como las uñas y la zona plantar, haciéndose atender con una pedicura especialista y utilizando herramientas de uso particular, para evitar contagiar o contagiarse de otros.
  • No usar ropa o calcetines de otros, pues pueden ser portadores del pie de atleta.
  • Evitar estar descalzo en espacios públicos, como baños, piscinas o habitaciones de hotel.
  • Esta recomendado, minimizar el consumo de azúcar, que puede favorecer el crecimiento de este tipo de hongos.

El pie de atleta, nos puede confundir y creer que sólo afecta a personas que practican algún deporte; no es cierto,  todos estamos expuestos a infectarnos con este tipo de hongos, particularmente las personas mayores, por lo que hay que acatar las medidas y cuidados pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *