Dieta facial, más que recuperar el cuerpo

Empieza el 2016 y con él  nuevos propósitos, vamos en búsqueda de las mejores dietas para quitarnos los kilos extras de cuerpo ganados durante las fiestas. Pero las dietas que hoy te comentaremos, van en otra dirección, el rostro y su cuidado, una dieta facial guía acciones como desintoxicar, humectar, devolver  luminosidad y hasta fortalecer tus facciones.

Conscientes de los muchos excesos que se cometen  en torno a las fiestas de navidad y fin de año, nos lleva a tener una piel inflamada por la retención de líquidos; una piel opaca debido al exceso de maquillaje o la falta de una limpieza profunda; una piel irritada o  sensible  por algunos productos aplicados, y hasta  una piel  deshidratada, por la mucha actividad y sudoración, razones más que suficientes para pensar en aplicar una recuperadora dieta facial.

En general comenzamos un año con una piel poco saludable, que pide a gritos una dieta facial balanceada que le devuelva cada una de esas fortalezas que hacen que podamos lucir un rostro joven y lozano, dejando atrás las huellas del envejecimiento.

Consejos generales a tener presentes para llegar a un rostro saludable

Dos elementos importantes a tener presente es la edad y el tipo de piel, pero independientemente de ello daremos pautas para mantener la salud de tu rostro, como es  evitar altas proporciones de grasas y consumir gran cantidad de frutas y verduras.

Directrices a tener muy presentes: imperfecciones, inflamación, hidratación, luminosidad y firmeza son variables personales que debes considerar. Además de una dieta balanceada y personalizada, estos 4 tips:

  1. Consumir suficiente agua, recomendados mínimo 8 vasos por día.
  2. Hacer por lo menos dos limpiezas diarias de tu rostro, mañana y noche
  3. Usar una crema hidratante, mientras dure la dieta facial se recomienda hacer una hidratante natural sin aditivos químicos.
  4. Hacer rutinas de ejercicios faciales diarios y un masaje semanal.

Dieta facial, alimentos básicos a incluir y por qué

Más que una receta para una dieta rigurosa, queremos alertarte de los beneficios de incluir  en tus comidas diarias y las respectivas meriendas alimentos que favorecen la recuperación de forma rápida y eficaz de tu rostro, como son: subir niveles de colágeno y elastina; desintoxicar la piel, bajando la retención de líquidos; conservar la humedad facial y  asistir la oxigenación de la epidermis, facilitando el ejercicio facial y por ende evitar un envejecimiento precoz.

Plantéate tu dieta facial, con una duración  mínima de 15 días y veras los grandes beneficios que se extenderán en el tiempo con sólo seguir reglas generales de mantenimiento.

Crea tus propias ensaladas, con alimentos vitales para la piel

Incluir en cada comida o ensalada durante la dieta facial, por lo menos tres alimentos de estas categorías:

  1. Zanahoria, auyama, albaricoque, fresas, naranjas, melón, kiwi, carnes rojas, legumbres y aceite vegetal, las cuales contienen vitamina A, B, C, E, Zinc, Selenio y Omega 3; mejoran las fibras de la piel produciendo  colágeno y elastina, dando firmeza a la musculatura facial.
  2. Huevos, frutos secos, pescado azul y cereales, activan la regeneración celular esencial para renovar el cabello, uñas y la piel, seguro tendrás todo nuevo, ¡pura juventud¡
  3. Manzanilla, té negro o verde, albahaca, rosas y menta. Son excelentes desintoxicantes y desinflamatorios, puedes usarlos tanto como alimentos o, como infusiones aplicados sobre el rostro, para evitar la aparición de arrugas y actúan como refrescantes, astringente y oxigenantes faciales proporcionando aumento de la tonicidad.
  4. Si quieres recuperar la luminosidad de tu rostro, no hay mejor medicina que acompañar alimentos como zanahorias, espinaca y almendras con una limpieza profunda semanal, un masajito relajante dos o tres veces a la semana y un sueño reparador diario.

Además de ricas ensaladas y agua, prepárate muchos jugos naturales con parte de esta lista de frutas maravillosas.

No olvidar antes  de iniciar la dieta facial, reconocer tu tipo de piel  para direccionar la selección de los alimentos y preparar tu piel con una exfoliación. Suerte y cuéntame cómo fueron esos resultados al final de enero 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *