Cura del cáncer tras huellas del ADN

Nuevamente científicos andan detrás de la cura del cáncer, y esto los ha llevado a ir tras las huellas del ADN y su relación con posibles tratamientos personalizados, ahora con nuevos elementos producto de estudios recientes. Desde la Universidad College de Londres, han detectado huellas particulares dentro del tumor cancerígeno que pueden identificar las debilidades del mismo para atacar.

Se entiende que estos estudios, no implica aún tener en puertas la cura definitiva a este mal tan terrible que tomó auge en el siglo XIX, pero con seguridad son un paso al frente para conseguir nuevos y novedosos tratamientos que pueden ser una cura parcial o total de la enfermedad.

Trascendencia de nuevos estudios contra el cáncer, basados en el ADN

Inmunoterapia, una vía de solución

El estudio que fue reportado en la Revista “Science” y patrocinado por  el Instituto “Cancer Research UK”, donde los científicos tienen como objetivo conseguir un tratamiento que puede atacar el cáncer, eliminando las células malignas y sin alterar las células sanas circundantes al tumor.

Hasta ahora lo que se tienen son terapias paliativas, pero con muchos efectos secundarias  riesgosos, a veces hasta para  la vida del paciente.

Se prevé conseguir una terapia novedosa basada en el análisis del ADN, observando la huellas dentro del ADN que pueda tener el cáncer en determinada persona, y así tener tratamientos únicos y personalizados dependiente del ADN con sus respectivas mutaciones dentro del  paciente.

Considerando que las células del cáncer crecen de forma muy desordenadas, hacen mutaciones constantes y tienen comportamientos disímiles, los estudios esta vez apuntan hacia la inmunoterapia como defensa ante el cáncer.

¿Cómo hacer que el sistema inmune reconozca y ataque las células cancerígenas?

Las células de nuestro cuerpo muestran pequeñas proteínas en su superficie, llamadas “antígenos” que se comportan como “indicador”. Ya que  al dañarse la célula, cambia la proteína  dentro de ella y por ende cambian los antígenos de la superficie. Las alteraciones en el ADN de la célula que provocan el cáncer pueden provocar cambios en las proteínas y en su forma de visibilizarse ante el sistema inmunológico.

Cuando el sistema inmune reconoce un antígeno del cáncer, se debe eliminar todas las células cancerígenas en traigan este indicador, pero no siempre se consigue, lo que ha marcado una dirección dentro de las investigaciones tratando de hallar una respuesta. Se espera que con los resultados de estos estudios puedan llegar a una terapia curativa para algunos tipos de cáncer, en un máximo de dos años.

Aunque muchos reconocen que esta relación entre el cáncer y las terapias inmunes  guiadas por las huellas dentro del ADN de las células cancerígenas, tienen fuerte asidero científico falta avanzar mucho en su aplicación, ya que resulta una tecnología complicada y costosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *