Criptorquidia Tipos y tratamiento médico quirúrgico

Criptorquidia

La criptorquidia, se considera una patología congénita  de las más frecuentes en los niños.

Esta se define como aquella alteración, que se manifiesta con uno o ambos testículos, sin descender a la bolsa escrotal. La criptorquidia, puede darse ubicando al testículo no descendido, en la región abdominal; en la ingle o fuera del canal inguinal, en una zona subcutánea. En los niños, suelo darse con una frecuencia cerca del 5% entre los recién nacidos. Mientras que el abordaje del tratamiento para superar la criptorquidia, suele implicar tratamiento hormonal y quirúrgico. Sin embargo, en la mayoría de los casos se resuelve de forma natural y espontanea; entre los 12 y 24 meses de edad del menor.

Características de la  criptorquidia

La característica  básica, de este tipo de patología, es sin duda el No descenso de los testículos a su localización habitual, la bolsa escrotal. Pero este descenso puede estar más o menos complicado según su localización; dependiendo de ello se identificará con un tipo de criptorquidia.

Tipos de criptorquidia

  1. VERDADERA. Es cuando la afectación, ubica al testículo en el canal inguinal pero es imposible llevarlo a la bolsa escrotal manualmente.
  2. ANORQUIA. Este tipo, corresponde a los casos donde no hay evidencia de los testículos por ningún lado, ni aun en las paredes abdominales; aunque en estos casos se amerita la exploración con ecografía y; algunos casos con cirugía. En consecuencia, el hombre será estéril por ausencia de la glándula que produce la esperma y los espermatozoides.
  3. EN ASCENSOR. En estos casos uno ambos testículos, suben a la región de la ingle y se devuelven a la bolsa con relativa facilidad. Estos casos, no requieren tratamiento y tampoco afectan la salud del niño. Entre las posibles causas de esta alteración, se encuentra el aumento del reflejo cresmatico; que se activa con facilidad ante cualquier estimulo en la zona interna del muslo.
  4. EPTÓPICO. Se identifica así si el o los testículos, están fuera del canal inguinal; pudiese estar localizado de forma subcutánea.
  5. ADQUIRIDA. Son aquellos, donde los testículos no estando en la bolsa escrotal; descienden durante los primeros 12 meses de vida. Aunque tiempo después, vuelvan a subir; lo que requiere probablemente de tratamiento quirúrgico  y seguimiento hasta los 5 años o 10 años de edad.

En cualquiera de los casos, siempre es recomendable, una vez llegada a la etapa de adolescente  o sobre los 18 años, hacerse una prueba de fertilidad.

Tratamiento médico quirúrgico para la criptorquidia

Para tratar los diferentes de criptorquidia, primeramente se requiere precisar a qué tipo de patología corresponde, haciendo uso no solo del examen físico sino de exámenes de  ecografía o Tomografía Axial Computarizada (TAC); si hiciese falta para localizar el o los testículos no descendidos.

Examen físico del recién nacido

Es importante el seguimiento de cada caso de  esta patología durante los 2 primeros años de vida; que en la mayoría de los casos se resuelven natural y espontáneamente.  De no ser así, se debe aplicar correctivos médicos o quirúrgicos.

Previa localización y diagnosticado el tipo de criptorquidia; los posibles tratamientos pueden involucrar:

  • Tratamiento hormonal, es un procedimiento largo que en la actualidad muchos médicos han dejado de lado;
  • Cirugia, se realiza un procedimiento quirúrgico  para insertar los testículos en la bolsa escrotal y liberar el cordón espermático, esta cirugía se conoce como orquidopexia. Donde la recomendación es, efectuarla después de los 18 meses, para dar espacio a una solución natural de la patología.  Ésta es en general una cirugía efectiva, y evita muchas complicaciones posteriores, que pueden involucrar esterilidad o cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *