Contaminación ambiental puede afectar al embrión durante el embarazo

Investigación en la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins Bloomberg, da cuenta de los posibles efectos que puede tener la contaminación ambiental  durante el embarazo, esas pequeñas partículas contaminantes sobre el desarrollo del embrión y en consecuencia la vida del nuevo ser. Científicos encontraron que la frecuencia de riesgo sobrepasa el 50% con respecto a las embarazadas que tuvieron mínima exposición a la contaminación del aire, riesgo que se subraya durante el primer trimestre de gestación. Las consecuencias de la acción contaminante sobre el feto y su salud, pudieses tener manifestaciones tardías.

El estudio se aplicó sobre 5.059 parejas de parejas madre e hijo, en Boston-EEUU. De las cuales el 31% de esas parejas estuvieron expuestas a niveles de contaminación ambiental por encima de los estándares permitidos. Donde los niveles de exposición superaba el doble, que los que tenían las no expuestas a esa contaminación.

Los elementos objeto de atención fueron:

  • La inflamación intrauterina y su relación con síntomas de fiebre, durante el parto;
  • Observación de la Placenta, bajo lupa microscópica, que se resguardo posterior al parto;
  • Evaluación de niveles de contaminación ambiental, en zona de residencia de la madre, acorde a estándares de calidad del aire de la EPA, midiendo exposición a partículas finas (PM 2,5)

Resultados y Proyección de Estudio en Mujeres embarazadas de Boston

Efectos de la contaminación durante el embarazo

Inflamación intrauterina en la madre durante el embarazo causa gran parte de problemas de salud del  hijo

Se encontró en el referido estudio que las alteraciones respecto a la salud del embrión y del embarazo mismo, eran independientes de la edad, tabaquismo, obesidad y del nivel de instrucción de la gestante.

Entre las alteraciones producto de la contaminación por polución, se encontraron partos pre-termino; trastornos neurológicos y respiratorios, que se extienden a  lo largo de la vida  del nuevo ser.

Los científicos a través de la observación de la Placenta, han descubierto evidencias de la relación que existe entre los efectos de la contaminación ambiental con la inflación intrauterina, pues es el órgano que vincula a la madre con el feto, proporcionándole sangre, oxígeno y alimento; donde la inflamación intrauterina de la madre es causante de gran parte de problemas de salud desde el embrión, durante toda  la infancia del hijo y hasta en la adultez.

Se detectó además, que entre mayor sea la exposición a elementos contaminantes del aire, mayor será el riesgo de sufrir de inflamación intrauterina de la mujer embarazada. Se encontraron efectos biológicos en los hijos de las mujeres expuestas, con embarazos deficientes llegando en ocasiones a partos prematuros, junto a problemas neurológicos y respiratorios durante la infancia, así lo informo Xiaobin Wang, autor del estudio.

Se determinó que el riesgo de sufrir de inflamación intrauterina durante el embarazo  bajo los efectos de la contaminación ambiental, con las alteraciones consecuentes sobre el embrión, es 50% más elevada que las mujeres menos expuesta, con niveles de contaminación mínimos. Lo que lleva a los científicos a profundizar sobre las medidas para proteger a las mujeres embarazadas y sus hijos ante la contaminación ambiental.

Dicho estudio fue publicado en el mes de abril/ 2016 en la Revista “Environmental Health Perspectives” (EPH)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *