Consejos para tener una piel fresca y hermosa

Obtener una piel sana y radiante es posible siguiendo unos consejos simples de forma constante. Usa protector solar todos los días, utilizando productos para el cuidado de la piel y comer una dieta saludable, todo eso contribuye a la salud de la piel. Los remedios caseros son simples y baratos, además los productos los puedes tener en tu hogar.

Consume una dieta saludable

Los alimentos que consumes se analizan y se utiliza para construir las células del cuerpo, incluyendo las células de la piel. Al comer alimentos adecuados para la salud, los resultados se muestran en la piel. Algunos de los alimentos recomendados a consumir diariamente para aumentar y mantener la salud son las bayas y las ciruelas; artículos lácteos bajos en grasa; alimentos altos en ácidos grasos esenciales, como los aceites del salmón y nueces; alimentos con alto contenido de selenio, como los productos de trigo integral, pavo, té verde y agua. Estos alimentos proporcionan los antioxidantes, que luchan contra el antienvejecimiento y los radicales libres, la humedad de la piel y las sustancias que aumentan la elasticidad de la piel.

Usa protector solar

El sol hace que la piel envejezca, causando daño celular que hace que sea difícil para la piel y que se repare así misma con el tiempo. Previene el foto envejecimiento evitando la exposición prolongada al sol y usa siempre una crema hidratante con protección solar. Usa protector solar y un sombrero cuando vayas estar expuesta al sol por durante mas 15 minutos. Proteger la piel de los dañinos rayos UV ayuda a prolongar la elasticidad, incluso el tono y suavidad de la piel.

Usa buenos productos para el cuidado de la piel

Los productos para el cuidado de la piel con vegetales naturales y las cremas hidratantes que sean adecuadas para tu tipo de piel son importantes para el uso diario. Usa limpiadores que sean gentiles con tu piel para que no causen daño a las delicadas células de la cara y usa cremas hidratantes con un espectro de protección de 30 o mas para una protección solar efectiva.

No fumes

Fumar hace que los vasos sanguíneos estén mas cerca de la parte externa de la piel que reduce el flujo sanguíneo de la piel. La disminución del flujo sanguíneo se refleja en el cuerpo por la incapacidad para nutrir adecuadamente a las células epiteliales, ya que no pueden transportar todos los nutrientes necesarios a las células de la piel. Esto provoca una aceleración en el envejecimiento celular de la piel y perdida de elasticidad en las células de la piel, que causa arrugas en la cara además de piel seca.

Tratamientos caseros

Utiliza mascarillas de frutas frescas y otros ingredientes naturales que se puedes encontrar en el supermercado local. Las mascarillas hechas en casa pueden tonificar y estirar la piel del rostro, hidratar, limpiar los poros y proporcionar nutrientes saludables para la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *