Cómo vencer la Hiperhidrosis Facial

La hiperhidrosis facial  es una afección que se caracteriza por la sudoración excesiva en la zona de la cabeza y  rostro a veces sin una causa aparente, pero tanto como las causas nos preocupa el cómo vencer esta enfermedad. Dedicamos este artículo a conocer los últimos adelantos en cuanto a soluciones terapéuticas de la hiperhidrosis facial.

Entendemos que la presencia de sudor en el organismo es una respuesta del organismo a un control natural de temperatura corporal. El hecho de que aparezca el sudor  en forma descontrolada o excesiva  sin causa  aparente, lo que se conoce como hiperhidrosis primaria, si esta sudoración está localizada en  la zona de la cabeza y cara, la conocemos como hiperhidrosis facial.

La hiperhidrosis facial frecuentemente está asociada a una hiperactividad de las glándulas sudoríparas, además de la cara puede reflejarse en las axilas y los pies. Aparece generalmente desde la infancia, como un problema hereditario y suele ser causa de estrés y vergüenza en la persona que la padece, afectando su desempeño laboral y social.

También puede reportarse la presencia hiperhidrosis facial  en casos de: trastornos cerebrales, nerviosos, cáncer, cardiopatía, hipertiroidismo, diabetes, menopausia u obesidad. En estos casos se habla de una hiperhidrosis secundaria.

Tratamiento, el cómo vencer la hiperhidrosis facial

Haremos referencia, a las recomendaciones más destacadas entorno a esta afección.

  1. Eliminar elementos desencadenantes como: Exposición al sol o ambientes cerrados, consumo de alcohol, cafeína y alimentos que contengan salsas, curry, comino o picante.
  2. Consumir alimentos, que detienen la sudoración como aquellos con alto contenido en fibra y cereales, leche desnatada o yogurt y, en general alimentos ricos en calcio.
  3. Uso de antitranspirantes, para tapar conductos sudoríparos, entre los más recomendados están: “Diclor” aplicar sobre la cara 2 o 3 veces al mes y “Gillette Clinical Strength”, aplicar por las noches antes de dormir.
  4. Agua y Jabón. Lavarse la cara con agua fía con frecuencia, ayuda a bajar la sudoración, igualmente la utilización de un jabón suave que limpie los poros y elimine partículas y grasa de la piel.
  5. Toxina Botulínica, en casos extremos el especialista puede indicar aplicar botox en la cara. Tiene las complicaciones del costo y su corta duración, solo dura de 4 a 6 meses.
  6. Otros procedimientos, uso de medicamentos bajo prescripción médica o, cirugía local que elimina las glándulas sudoríparas por medio de un raspado subcutáneo.

Como última recomendación, para conocer más sobre la hiperhidrosis facial, puedes descargar el libro electrónico: “Sweat Miracle”, un libro  que aborda el tema a profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *