Cómo tratar la piel de naranja

Tratar la piel de naranja en las mujeres, siempre es un tema a resaltar en cualquier momento debido a lo frecuente de su aparición. Existen métodos naturales, no invasivos y otros invasivos para el tratamiento de la piel de naranja, uno de los más recientes es el realizado a base de Cellfina, el cual es catalogado como mínimamente invasivo y de gran efectividad para tratar la celulitis.

Cómo tratar la piel de naranja

Celulitis o piel de naranja-factores de riesgo

La celulitis se caracteriza por una serie de hoyos o surcos sobre la piel semejante a la cascara de una naranja, de allí el nombre “piel de naranja”. Se  localiza con mayor frecuencia en las piernas, básicamente en el área de los muslos y rodillas; nalgas, abdomen y brazos de las mujeres.

El aspecto de piel de naranja, no es otra cosa que grasa acumulada entre las fibras de colágeno, sin que ello implique obesidad o enfermedad. La causa de esta forma de acumulación de grasa no es del todo clara.

Es muy frecuente la celulitis  en la mujer adulta, por lo que para muchos se considera normal, pero indeseable para las mujeres, porque los hombres tienden a estigmatizarlas, especialmente si están en ropa de baño.

Existen factores de riesgo que predisponen a la aparición de la celulitis, la principal es ser mujer, la genética, los cambios hormonales, especialmente durante la pubertad o menopausia, junto a la obesidad son otros desencadenantes de este aspecto de la piel.

Métodos para tratar la piel de naranja.

En la actualidad existen múltiples métodos para el tratamiento de la piel de naranja. Los podemos clasificar de dos tipos, métodos no invasivos y métodos invasivos.

Métodos no invasivos

Dentro de esta categoría, para tratar la piel de naranja tenemos: el uso de cremas o lociones anticelulíticas, recomendadas especialmente aquellas a base de algas;  dietas desintoxicantes y eliminación de alimentos como el pan, enlatados, queso y en general alimentos con alto contenido graso y sodio.

Otros métodos no invasivos son aquellos a base de ejercicios, masajes manuales y con aparatos, radiofrecuencia, láser, cavitación y presoterapia. Lo ideal es tratarla usando varios métodos no invasivos en simultaneo, por ejemplo: dieta+ ejercicios + aparatos.

También, desde hace como tiempo se recomienda la Cellfina, como tratamiento mínimamente invasivo para combatir la celulitis, con uso de anestesia local se presiona y succiona la grasa con un pequeño dispositivo.

Métodos  invasivos.

Destacan como aquellos que requieren de una cirugía para la eliminación de la grasa, la más común es la liposucción, que es la extracción de la grasa por aspiración. La liposucción requiere colocarse en manos especializadas y necesita igualmente acompañarse de otros métodos no invasivos para que se mantenga en el tiempo y sea efectivo para tratar la piel de naranja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *