Como Ser Mas Amables Gracias a Las Matemáticas

Innovaciones dentro del mundo de las matemáticas ha permitido a científicos Biólogos-matemáticos de la Universidades de Exeter, en Inglaterra y de la Universidad de Estocolmo, desarrollar un modelo matemático que permite indagar razones que condicionan a ciertos individuos  para que su genética esté preparada para conectarse cordialmente o no, con otros seres de la especie. La ecuación matemática de modelaje de la simpatía, está basada en el comportamiento y evolución de la sociabilidad, tal como ocurre con las abejas; conducta que puede estar sujeta a cierto condicionamiento o  influencia del medio ambiente.

Ecuación modela simpatía

Antecedentes entorno a la matematización de aspectos manejados por el cerebro

Podemos  traer como antecedente de  este estudio muy reciente, con otros que datan de poco años atrás, donde las matemáticas intervienen para explicar aspectos vinculados al cerebro y comportamiento humano.

En el 2009, científicos de la Universidad de Oxford, logran predecir el tiempo de duración de las relaciones de pareja con una ecuación matemática y; en el 2014 de nuevo, aparecen estudios matemáticos del Reino Unido, prediciendo el grado de satisfacción y felicidad, estudio que llevo a una aplicación, llamada “El gran experimento del cerebro”, que ha servido para avanzar sobre los alcances del cerebro entorno al comportamiento humano y las emociones.

La simpatía, un concepto trabajado desde una ecuación matemática.

Más que una mera ecuación matemática, involucra un modelo, que se refiere en un artículo de la Revista de la  ISCB, PLOS Computational Biology , cuyo autor es el Dr. Olof leimar, del Departamento de Zoología de la Universidad de Estocolmo y  su co-autor, el Dr. Sasha Dall, titular de la cátedra de  Ecología Matemática de la Universidad de Exeter.

El estudio dota de una estructura matemática el comportamiento social de ciertas comunidades, como ocurre con las abejas, para comprender su comportamiento y su evolución desde el punto de vista social, valorando la posible influencia del condicionamiento o el medio ambiente en las actuaciones de los diferentes individuos.

Estos científicos sostienen que el comportamiento diferente de ciertas especies, respecto al grado de simpatía o amabilidad entre los pobladores de una colonia, está basado en instrucciones o códigos genéticos heredados y que forman parte de los individuos de esas colonias.

Por su parte el autor comenta, sobre la innovación del modelo matemático, pues es la primera vez que se aborda el caso de las variaciones en el ADN, llamados polimorfismos genéticos, desde la Teoría de la evolución social, para explicar en un ámbito más amplio, cómo reconocer el nivel de simpatía u otras conductas entre los miembros de un grupo o especie; esperando seguir avanzando con los estudios en esa dirección y llevar a la práctica  lo que aún un simple modelo.

Con lo cual observamos cómo cada día más, las matemáticas son capaces de predecir aspectos de la vida en la tierra y de sus individuos,  más allá de los meros cálculos, simples o complejos. Por lo que invitamos a valorar en su medida, el papel de las matemáticas en beneficio de nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *