Chip inteligente con poder para recuperar masa muscular

Una vez más la tecnología y, particularmente la Bioingeniería hace aportes en salud; con la creación de  chip inteligente, que tiene el poder para recuperar masa muscular, afectada por causas genéticas (distrofia muscular miotónica). De la mano de un excelente equipo de científicos catalán, desde el Instituto de Bioingeniería de Cataluña(IBCE), informa de los primeros resultados de investigación que involucra, un dispositivo o chip inteligente y; su efecto terapéutico sobre  una enfermedad  de afectación muscular hereditaria, hasta ahora incurable  y; que afecta a miles de personas. Pero más, allá de este primer  logro se piensa que el chip inteligente, llamado “Musculo en un chip”  pudiese utilizarse para tratar otros trastornos musculares.

Chip inteligente muscular

Distrofia muscular miotónica ¿Qué es? y ¿cuáles son los síntomas?

Reducción de masa muscular, problemas endocrinos y alopecia frontal

La Distrofia muscular miotónica, también llamada Ditrofia miotónica de Steiner o, de tipo 1; es una enfermedad o trastorno congénito neuromuscular de carácter autosómico  (transmisible de padre a hijos); que se caracteriza por reducción significativa de la masa muscular y otros síntomas como: Alopecia frontal, cataratas, problemas endocrinos, dificultad para relajar algunos músculos  y; trastornos del ritmo cardíaco, entre otros.

En especial, en la afectación muscular por esta distrofia, los músculos del cuello y; los distales en manos y pies se afectan tempranamente.

Además, la enfermedad de Steiner, puede aparecer a cualquier edad; aunque es más frecuente en los adultos. Pero, se ha detectado que en la trasmisión congénita de la distrofia muscular miotónica, aparece cada vez más temprano al pasar a otra generación.

Recientemente, en España científicos han abordado la enfermedad con resultados exitosos en cuanto a tratamiento y mejora de la calidad de vida de estos pacientes.

Chip inteligente  muscular o “Músculo en un chip”

¿En qué consiste y cuáles son los alcances?

El chip inteligente muscular, llamado “Músculo en un chip”  por sus creadores, desde el Instituto de Bioingenieria de Cataluña (IBCE), adscrita a la Universidad de Barcelona, es resultado de una investigación biomédica de este centro, dentro del área de biomateriales, implantes e ingeniería de tejidos.

Donde el chip inteligente, tiene como función replicar la actividad de las células musculares, de pacientes con distrofia muscular miotónica; permitiendo analizar el efecto  de tratamiento con fármacos.

Algunas características del dispositivo o chip

La novedad del dispositivo, es que al colocar las células musculares (miocitos) dentro del chip inteligente, éste las alimenta y desarrolla permitiendo que respondan a los fármacos como si estuviesen en el cuerpo del paciente.

Por lo que aseguran los especialistas y responsables del estudio, que será posible probar diferentes medicamentos con miocitos del paciente, sin riesgos de complicaciones inesperadas al administrar un fármaco y; pudiendo medir el poder de cualquiera de estos. Igualmente, se elimina la necesidad de probar previamente con animales.

La tarea  se inicia con una biopsia del paciente para extraer la muestra de fibroblastos; luego reprogramar las células para que puedan transformarse en mioblastos (generadores de músculo). Dando lugar, al cultivo y alimentación a través de mini conductores creados por el IBEC, para su conservación.

Igualmente, el chip posee una estructura gelatinosa que permite el acople de las células formando una estructura tridimensional, dando así la noción de un músculo en crecimiento, similar al modelo real en el cuerpo humano.

Luego, la estructura de implante,  al poco tiempo desaparece; ya que es compatible y biodegradable; dando lugar al desarrollo de las células, formando nuevos miotubos musculares, recuperando  masa muscular.

Ahora bien, el trabajo a seguir después de este logro, con el chip inteligente muscular apunta hacia la creación de un prototipo funcional. En cuanto a la parte de  conseguir los fármacos para atacar la enfermedad, es un trabajo arduo e implica un proceso largo y de costos elevados pero que abre las puertas a nuevas conquistas en el mundo de la biomedicina y la farmacología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *