Cerebro y relación edad-apuestas de riesgo

Muchos conocemos por experiencia que los jóvenes son siempre más atrevidos ante las apuestas de riesgo que las personas de la tercera edad. ¿Cuál será la razón? ¿Cómo media el cerebro en esa relación? Recientemente, desde la University Collage London(UCL), se llevó a cabo una experiencia, llamado “El gran experimento del cerebro”  que muestra que la merma en niveles de dopamina (sustancia del cerebro) que ocurre con la vejez, está asociada con la  baja capacidad de riesgo que también se tiene a medida que nos hacemos mayores.

La Dopamanina, es un neurotransmisor que está presente en distintas zonas del cerebro y la responsable de la mayor parte de la actividad motora de nuestro cuerpo, asociada con la expresión de las emociones.

Los científicos de University Collage London  muestran que las dopaminas pueden estar asociadas con el atreverse a correr riesgos en apuestas, donde más niveles de dopamina en el cerebro implicaría mayor impulso, propio de la juventud y menos nivel de esta sustancia llevaria a una baja en la decisión frente al riesgo.

El gran experimento del  cerebro y sus resultados

El gran experimento del cerebro

¿Apostar, impulso guiados por dopaminas de la juventud?

El gran experimento del cerebro, una experiencia  con una aplicación (juego con apuestas) vía teléfonos inteligentes, que utilizan científicos especialistas en neurociencia de la University Collage London (UCL), para evaluar  la memoria, los impulsos, la atención y la capacidad de decisión. En el juego, cada participante inicia con 500 puntos, para elegir en cada apuesta entre dos opciones, una segura y una riesgosa y llegar a ganar la máxima cantidad de puntos.

Un artículo publicado recientemente en la Revista Current Biology, da cuenta de los resultados del estudio neurológico y cognitivo de la UCL, sobre una muestra de más de 25 mil participantes en este juego de teléfonos inteligentes, con edades comprendidas entre 18 y 69 años.

Estos resultados muestran la relación de la edad con la impulsividad y toma de decisiones en torno a al manejo de los riesgos con recompensas. Se determinó que las personas bajan sustancialmente la posibilidad de escoger un riesgo en el juego, entre mayor sea la edad, sin embargo el comportamiento era similar en jóvenes y mayores si el riesgo implicaba la posibilidad de derrota.

Lo interesante a destacar en este estudio, no es solo el hecho de que los mayores asumen menos riesgos, sino que identifica que tipo de riesgos se asumen a medida que avanzamos en edad.

La disminución del impulso en la toma de decisiones que llega con el envejecimiento está relacionada con la merma de los niveles de dopamina en el cerebro, al que se llega de forma natural.

Según los científicos la baja de dopamina en el cerebro pudiese explicar porque baja la atracción hacia la recompensa en las personas de mayor edad, la conclusión sale de la aplicación de la experiencia en voluntarios, que con administración de un fármaco lograron subir los niveles de dopamina e hicieron apuestas de mayor riesgo con recompensa.

Otra novedad dentro de este estudio del cerebro, fue el uso de fórmulas matemáticas para registrar predicciones concretas en torno  a medir  la toma de decisiones, usando el desgaste de dopamina. Considerando que los niveles de dopamina bajan 10% cada vez que nuestra edad sube 10 años.

Todo esto lleva a pensar justificadamente que las decisiones en apuestas de riesgo, se manejan con los niveles de dopamina del cerebro, esto es  aumentan con la juventud. Igualmente es un avance a favor del tratamiento psiquiátrico o psicológico entorno de la toma de decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *