CARBAMAZEPINA estabilizador del humor que actúa en dolor neuropático

La CARBAMAZEPINA es un psicofármaco, usado  tanto en  psiquiatría como en neurología; en pacientes que requieren control de agresividad; tengan o no daño cerebral. Pero además, de ser estabilizador del humor, la CARBAMAZEPINA también tiene aplicaciones específicas en casos del dolor neuropático y; como anticonvulsivante en pacientes que sufren de ataques de epilepsia. La dosificación a utilizar, siempre con criterio médico puede alcanzar hasta dosis de 1200 mg diarios; dependiendo de la patología a tratar. Igualmente, suele administrarse  con uso prolongado en casos psiquiátricos o neurológicos. Otro uso del fármaco, es en pacientes  con esquizofrenia o psicosis, para potenciar el efecto de  medicamentos antipsicóticos, si por si solos no responden de forma efectiva.   

CARBAMAZEPINA

Mecanismo de acción/ propiedades de CARBAMAZEPINA

Bloquea canales de sodio y potasio con efectos estabilizantes

La carbamazepina, tienen una triple acción  asociada a diferentes funciones; estas son:

  1. Bloqueo de canales de sodio, disminuyendo sustancias excitatorias del Sistema Nervioso Central ;
  2. Potenciación de la función GABAérgica ( para inhibir sustancias excitadoras);
  3. Bloqueo de canales de potasio, con efectos análogos a los dos anteriores.

También, reduce la producción de glutamato  y estabiliza las membranas neuronales, con efecto anticonvulsivante en casos de epilepsia.

Estas son funciones, que favorecen la regulación del estado de ánimo; por lo que la carbamazepina actúa con propiedades estabilizadoras del humor; controlando las descargas neuronales y; minimizando la trasmisión de señales de los impulsos excitatorios.

Pero no solo actúa regulando la agresividad, en ciertas patologías psiquiátricas; también, alivia el dolor neuropático, como consecuencia del bloqueo sobre el núcleo trigémino, de terminaciones nerviosas.

Asimismo, el psicofármaco tiene propiedades de: relajante muscular; antiarrítmicos; sedante y; bloqueador neuromuscular.

Reacciones adversas de la CARBAMAZEPINA

Trastornos en piel; hígado y células sanguíneas

De por sí, los medicamentos de uso psiquiátricos, deben tener especial precaución en su administración y; en particular la carbamazepina. Al respecto, no sólo la posibilidad  de hipersensibilidad al ingrediente activo; también se excluye su administración en caso de ausencias y; de convulsiones atónicas, donde seda con un desmayo súbito.

 Igualmente, extrema precaución si  hubiese trastornos hematológicos; no administrar en casos de discrasia  sanguínea o; si hubiese síndrome, conocido como Stevens Johnson, caracterizado por aumento  de volumen de las encías.

Las  reacciones adversas  más fuertes del fármaco se dan a nivel de piel; hígado, células sanguíneas y sistema cardiovascular.

Mientras que los efectos más frecuentes son: trastornos del sueño;  afectación de la coordinación de movimientos; mareos; vómito y náuseas.

Aunque, no se conoce que la carbamazepina, produzca dependencia, adicción física o psicológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *