Cálculos renales, síntomas, tipos y diagnóstico

 

Tipos de cálculos renales

Los cálculos renales, también conocidos como litiasis renal; son aglomeraciones de minerales duros, localizados en diferentes partes del tracto urinario.

Los cálculos renales se forman por concentración de la orina, la cual se cristaliza y  se compacta. Aunque, estos no causen daño permanente, si suelen ser muy dolorosos en el momento que se desplazan  por las vías urinarias.  Dependiendo de su naturaleza, los cálculos renales pueden ser de varios tipos. Entre los de mayor frecuencia están, los que se forman por acumulación de calcio. Para el diagnostico, suele indicarse exámenes de orina y la tomografía en espiral, para evaluar los riñones.

Síntomas de los Cálculos renales

Cálculos renales, síntomas y diagnóstico

Nauseas, vómito  y dolor al orinar son síntomas frecuentes

Dentro del cuadro de síntomas y signos que se presentan, ante la presencia de los cálculos renales se tienen:

  • Dificultad y dolor para orinar;
  • Sensación continua de orinar;
  • Aumento de la frecuencia urinaria;
  • Dolor; debajo de las costillas, entre la parte lateral y la espalda;
  • Dolor que se propaga desde arriba, dirigido hacia el estómago y la ingle; en ocasiones con dificultad para caminar;
  • Orina turbia y oscura, que puede arrastrar sangramientos provocados por los cálculos;
  • Nauseas, vómitos, fiebre y escalofríos, si hubiese alguna infección;
  • El dolor, puede cambiar de lugar y de intensidad, debido al movimiento del cálculo o piedra:

Generalmente, los cálculos renales tienen una sola causa; pero, puede haber ciertas condiciones que aumenten el riesgo de formación de los mismos.

Tipos  de litiasis renal

La litiasis o cálculo renal, puede darse en el riñón, los uréteres y demás zonas del sistema urinario. De la misma forma, la variedad de tamaños, van desde la simple “arenillla” o; cálculos que alcanzan tamaños de bloquean el paso de la orina y provocar sangramientos.

Dependiendo de la naturaleza, los cálculos renales pueden ser de los siguientes tipos:

  • Por calcio, son los más comunes, pueden ser de oxalato de calcio o fosfato de calcio. El oxalato de calcio, se produce desde el mismo hígado; pero, también se consigue de forma natural en alimentos como el chocolate y las nueces.

Así mismo; ciertas dietas, el aumento de ingesta de vitamina D y  trastornos metabólicos puede ser condiciones de riesgo; para  aumentar la concentración de calcio en la orina.

  • Por estuvita. Son provocados por efecto de cuadros infecciosos dentro del tracto urinario. Crecen con rapidez y alcanzan grandes dimensiones.
  • Por ácido úrico. Estas son provocadas bien, por la poca ingesta de líquidos o por la pérdida excesiva de líquidos. Son factores de riesgo, ante este tipo de cálculos renales, enfermedades como la gota; el alto consumo de proteínas, junto a factores genéticos.
  • Otros tipos de cálculos, como los de cristina o fosfato de magnesio. Los de cristina, son de índole hereditario, y es una condición donde los riñones expulsan  exceso de ciertos aminoácidos, llamada cistinuria. Estas son del tipo infecciosos; por lo que los cálculos suelen estar acompañados de

¿Cómo diagnosticar los cálculos renales?

Para el diagnostico de los cálculos renales, además del examen físico por parte del médico. Frecuentemente se indican los siguientes exámenes complementarios:

Exámenes de orina, para revelar presencia de bacterias, sangre, cristales  o pus; medir nivel  calcio y ácido úrico;

– Cultivo de orina, en caso de infección;

–  Ecografía renal;

Tomografía en espiral o de contraste;

Y ocasionalmente, orina 24 horas, para chequear niveles de calcio, fósforo, oxalato y ácido úrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *