Bisabolol, refrescante “verde” para piel

El bisabolol es  un alcohol natural vegetal, que se consigue en gran cantidad en el aceite esencial de la manzanilla cuyo aspecto es aceitoso y cristalino. El bisabolol actúa como refrescante y calmante de la piel; acciones que lo conectan con la  cosmética “verde” que tanto se promociona en la actualidad, debido a las  bondades sobre el rostro, el cabello y en general para toda la piel de nuestro cuerpo.

El bisabolol  forma parte de una variedad de fórmulas que producen las grandes empresas del ramo cosmético y que apuntan hacia productos naturales y vegetales que no contaminen nuestro cuerpo ni dañen la naturaleza, llamada la cosmética “verde”.

Esta sustancia  natural está presente  en  diferentes productos como cremas humectantes, lociones, geles, por sus reconocidas propiedades como calmante, desinflamatorio y suavizante que va dirigido especialmente a aquellas pieles con altos niveles de sensibilidad que requieren productos refrescantes.

La  Flor de manzanilla, portadora del alpha-Bisabolol

La manzanilla, es vista por científicos  y cosmetólogos  como una de las mejores plantas medicinales, en cuanto al cuidado de la piel, y más específicamente por sus aplicaciones para el cuidado del rostro y del cabello.

La flor de manzanilla  esta recomendada por dermatólogos para tratar afecciones como la dermatitis por contacto o eczema cutáneo, por sus propiedades calmantes que evitan la irritación y el enrojecimiento cutáneo provocando una sensación de refrescamiento y suavidad.

Esta flor  contiene un aceite esencial llamado alpha-Bisabolol, utilizado por la empresa farmacéutica y cosmética para producir productos para las pieles sensibles, como por ejemplo para  los bebés o personas con problemas dermatológicos.

Además la esencia alpha-Bisabolol, es utilizado como antihongo, antiséptico e hipoalergénico, ideal para contrarrestar  agentes que dañan  la piel.

En muchas partes del mundo, se indican productos que contienen esta esencia para el tratamiento de inflamaciones de la piel y quemaduras, pues se  ha probado que la manzanilla contiene  una gran cantidad de flavonoides favoreciendo  la acción antiinflamatoria que junto al bisabolol, con alto contenido de pantanol,  son prescritos para una rápida sanación de la piel, actuando como regenerador y humectante.

¿En qué tipo de cosméticos se puede encontrar bisabolol en su fórmula?

Principalmente  se consigue el  bisabolol en cosméticos, que  cumplen estas funciones:

El cuidado del bebé,  donde se usan aceites esenciales de manzanilla y de oliva para mantener la piel del bebé  hidratada y humectada, evitando la irritación e inflamación y que sea de fácil aplicación.

Protectores solares, como  una emulsión ligera, con efecto no  grasoso sobre la piel, de manera que la piel se sienta suave y humectada. El aceite esencial de bisabolol ayuda a reducir el enrojecimiento de la piel y la sensación de humedad del agua de mar.

Cosmética decorativa, como cremas para suavizante y exfoliantes de las cutículas de uñas,  para eliminar la aspereza de la piel entorno a las uñas. El  bisabolol  se usa para calmar y suavizar la piel en uñas y cutículas, refrescando hasta el extremo de los dedos.

Artículos de tocador, toallas refrescantes, cremas para después de afeitar, desmaquilladoras, desodorantes, usados para facilitar la  limpieza facial y corporal,  dejando atrás el estrés después de un día extenuante, sin limitaciones ni de tiempo ni de espacio.

Cuidado facial, cremas  o gel antiedad,  que proporcionan nutrientes  y tenacidad a la piel madura. Todas estas funciones   mejoran sustancialmente  la  hidratación,  elasticidad y frescura de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *